Luego del acto de jura protocolar donde el intendente saliente Alberto Paredes Urquiza entregó las llaves de la ciudad a Brizuela y Doria, la mandataria municipal recalcó con profunda emoción su agradecimiento a los vecinos que depositaron su confianza para administrar los destinos del departamento que alberga al 60 % de los ciudadanos riojanos.

Brizuela y Doria se comprometió a llevar adelante un gobierno sin distinguir ideologías o partidos políticos. “Nuestro compromiso es con todos y cada uno, sin distinciones”, aseguró. Luego describió que recibe una intendencia con muchas falencias. “No hace falta explicar lo que significa la emergencia ambiental y sanitaria generada por los residuos urbanos, o el crónico desfinanciamiento que tiene el Municipio. Hoy funcionan apenas dos camiones para recolectar las 200 toneladas de basura que producen 200.000 habitantes por día”, ejemplificó.

En este sentido, Brizuela y Doria anunció que se han propuesto normalizar el servicio de recolección y tratamiento de residuos en un plazo no mayor a 90 días: “Los invito a ser parte del ‘Acuerdo para una ciudad limpia’. Estoy segura que podemos hacer de este problema, una oportunidad para fortalecernos como sociedad”.

La intendente anunció además que enviará al Concejo Deliberante la declaración de Emergencia Económica, Financiera y de Servicios, como una herramienta para tomar las decisiones urgentes y salir de la crisis en la que recibe el municipio. También anticipó que modernizará las estructuras de la ciudad, haciendo hincapié en la planificación de políticas públicas a largo plazo para mejorar la vida de los vecinos. “Un árbol plantado trasciende por lejos a una gestión municipal, un basural menos es salud para los que están y los que vendrán”, dijo, y luego destacó políticas de turismo, de gestión cultural, deportes, de participación vecinal, entre otras medidas.

“Les vengo a proponer que soñemos juntos, que seamos ambiciosos, que hagamos de esta ciudad que amamos un lugar de encuentro, vital, moderno, amable con el medio ambiente… una ciudad amable, limpia, de la que nos sintamos orgullosos”, expresó.