Darío Fernández fue encontrarlo culpable del delito de Homicidio Calificado por el vínculo. Mató a su propio hijo de un año en enero de 2016 en la localidad de El Portezuelo.


El hecho se produjo en la madrugada del 23 de enero del año 2016 cuando Darío Jesús Fernández y Verónica Gelvez Robledo llegaron al hospital “Luis Pasteur” con su hijo sin vida. Ambos tienen domicilio en la localidad de El Portezuelo, departamento Juan Facundo Quiroga. Tras los análisis médicos, se determinó que el menor falleció por “paro cardiorrespiratorio a raíz de un traumatismo severo de cráneo en la zona posterior con hematoma subdural”.

Dada la situación, la doctora recibió a la víctima lo comunicó a la policía y tomó intervención de inmediato. El Juez de Instrucción David Luna consideró que se trataba de una muerte dudosa por lo que solicitó la presencia del médico forense.

Darío Fernández fue encontrarlo culpable del delito de Homicidio Calificado por el vínculo

La investigación llegó a juicio y ayer el Tribunal de la 5ta Circunscripción Judicial condenó a 50 años de prisión a Darío Fernández, por encontrarlo culpable del delito de Homicidio Calificado por el vínculo contra su propio hijo.

Cabe recordar que durante los alegatos, en la última etapa del juicio, el Fiscal Julián de la Colina, solicitó prisión perpetua para Fernández, argumentando que Jesús Darío Fernández, no tenía sentimientos afectivos hacia el pequeño, al cual consideraba no era su hijo, por lo que lo agredía en forma continua hasta llegar a terminar con su vida, comprobándose durante el proceso que era hijo legítimo del imputado.






Comentarios