Son 315 precarizados en la provincia. Algunos tienen hasta 8 años de antiguedad en esa condición con un salario que no supera los 5 mil pesos.


Este martes trabajadores del Instituto Provincial del Agua (IPALAR) agremiados en ATE, realizan medidas de fuerza en todas las delegaciones con paro y asambleas, en exigencia de aumento salarial, mejores condiciones laborales y el pase a planta de todos los trabajadores precarizados de la institución.

Adrián Veragua, secretario adjunto de ATE en el organismo provincial explicó que “hay casos llevan mas de 8 años en esta situación, 5 mil pesos gana un contratado que encima tiene que pagar su monotributo“. Desde el sindicato dieron a conocer que existen un total de 315 trabajadores en condición de precarizados”.

En contacto con Vía La Rioja, Veragua informó que “el diálogo con las autoridades del Gobierno existe pero son promesas que nunca se cumplen“. Esperarán una respuesta favorable, en caso contrario, no descartan endurecer la protesta.






Comentarios