Fue en la sede de la UCR donde participaron vecinos, dirigentes y familiares. El salón estuvo colmado y los restos serán inhumados esta tarde en su Villa Mazán natal.


Tras el primer velatorio que se realizó en el Congreso de la Nación, el cuerpo del referente radical en la provincia arribó a la Capital anoche pasadas las 21 horas. Una multitud se acercó hasta el aeropuerto local para acompañar a la familia y llevar el féretro hasta la casa central de la Unión Cívica Radical ubicada en pleno centro.

Olivares murió el domingo tras haber sido baleado el jueves a metros del Congreso y permanecer en estado crítico por una falla multiorgánica.

Allí, lo esperaban cientos de personas entre ellos dirigentes de distintos partidos políticos, amigos y vecinos para darle el último adiós al legislador nacional que fue asesinado en Buenos Aires.

Minutos después de la medianoche, el cajón fue llevado hacia la localidad de Villa Mazán en el departamento Arauco. En su lugar de nacimiento, Olivares tendrá el último adios esta tarde, en el cementerio del lugar.






Comentarios