En el marco del almuerzo organizado por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción, la mandataria hizo un resumen sobre sus años de gestión. 


La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal advirtió que su administración “se hizo cargo de la mayor parte del ajuste que se le pidió a las provincias” y remarcó que su jurisdicción “tendría hoy superávit primario y déficit cero” si no hubiese aceptado la transferencia de los subsidios para la energía y el transporte.

La mandataria del PRO defendió los avances de su gestión “sobre todo en momento donde atravesamos dificultades” al exponer ante los empresarios del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp).

Nosotros hemos invertido en estos cuatro años de gestión en obras, el equivalente a lo que el gobierno de (Daniel) Scioli invirtió en 8, en miles de millones de dólares”, comparó dándole a su discurso el tono de su campaña para pelear por la reelección. Además, le planteó al empresariado presente: “Bajamos el gasto corriente, subimos el gasto en obras y redujimos los impuestos”.

Al respecto, Vidal agregó que en su gobierno hicieron “esas tres cosas” y se “hicieron cargo de la mayor parte del ajuste que se le pidió a las provincias en el último presupuesto nacional”.

Inmediatamente, advirtió que “sin esa transferencia de subsidios que asumimos el año pasado la provincia hoy tendría superávit primario, tendría déficit cero, ese era nuestro objetivo y lo cambios que sufrimos, los sufrimos por la transferencia de los gastos a partir del presupuesto nacional”.

“Sin buena administración no hay nada, los números importan, importan las cuentas ordenadas, importa tener una cultura fiscal para poder hacer todo lo demás: las obras, la inclusión, esta es la provincia con más cantidad de pobres, y lo que nosotros llamamos la lucha contra las mafias y la reducción de los privilegios que es una tarea que dimos, que no se había hecho antes, que parecía imposible y que hoy tiene grandes avances”, subrayó.

Vidal fue la única oradora en el evento que organizó el Cicyp, entidad que agrupa a varios de los principales empresarios de la Argentina. Allí realizó un minucioso repaso sobre los números y los objetivos alcanzados de su gestión.

Todas estas obras y estas peleas contra las mafias no se hubieran dado nunca si no hubiéramos recuperado el crédito durante los primeros dos años gracias a la política exterior del presidente y si cada vez que nos enfrentábamos a alguno de esos yo no hubiera estado segura de que, si lo necesitaba, la caballería estaba lista para venir”, dijo para resaltar el trabajo “en equipo” con Mauricio Macri.

Seguido, la gobernadora indicó que “la Argentina que cree que esto se resuelve con un líder es la que fracasó en los últimos 80 años” y puntualizó: Sigo creyendo que la enorme mayoría de los argentinos quiere cambios como este. No quiere más atajos, no quieren más caminos fáciles, no quiere más 80 años de líderes mesiánicos, quiere equipo y no equipo solamente de un espacio político, equipo de toda la política y de todos los argentinos”.





Comentarios