Tras el nuevo comienzo del año lectivo 2019, los problemas del año pasado continúan. 


En la mañana de este viernes, un nuevo llamado puso en alerta a los docentes del colegio San Francisco, ubicado en 153 entre 13 y 14. Se trató de una amenaza de bomba por lo que el personal que estaba la institución debió ser evacuado. 

De forma preventiva, y mientras integrantes de la brigada de explosivos desarrollaban un rastrillaje en el lugar, los alumnos de los distintos niveles educativos permanecieron alejados, a varios metros del edificio.

Lugo de varias horas de tensión, se determinó que el alerta fue una mentira ya que nadie encontró nada en el interior de la escuela. 

Este caso parece un chiste, ya que como antecedente, el año pasado se llevaron adelante numerosas amenazas, que comenzaban con un llamado o mensajes de texto y terminaban con cientos de niños, niñas y jóvenes teniendo que abandonar las escuelas para que la Policía se cerciorase de que no había peligros.

Incluso, en relación a la cantidad de amenazas de bombas que se llevaron a cabo el año pasado, crearon un Gabinete especializado para los casos de amenazas de bombas. Fuente 0221. 






Comentarios