Demoraron dos meses en detenerlos y la samana pasada uno fue liberado. 


La mujer del hombre golpeado por luchadores de kickboxing rompió el silencio: habló del estado de salud de su marido, Gonzalo Colombo, y de la liberación de uno de los acusados. 

Paula Pedrosa, habló luego de tres meses del incidente que vivió junto a su marido el pasado 23 de diciembre en el Camino Centenario. “El 21 de febrero los detuvieron. A Ezequiel Reymundo como autor principal del ataque y a Leonardo de Oliveira como partícipe necesario”, recordó en diálogo con El Dia.

Ahora, Raymundo sigue con prisión preventiva, mientras que De Oliveira fue liberado aunque sigue procesado por “tentativa de homicidio”. “La posición fiscal es contradictoria, porque lo coloca a De Oliveira como partícipe necesario y luego accede a darle la libertad”, cuestionó Pedrosa y resaltó: “Tuvimos que esperar dos meses hasta que los metieron presos y ahora sucede esto”.

Ezequiel Raymundo y Leonardo OIiveira, los dos acusados.

En cuanto al estado de salud de Colombo, sostuvo que está atravesando una etapa de “altibajos de ánimo, pero es propio de la región frontal de la cabeza donde se maneja lo emocional y el humor”. 

En enero estuvo muy cansado, olvidaba algunas palabras, pero de a poco lo va superando. Y adelgazó por lo menos diez kilos porque estaba internado y no comía mucho; también por los medicamentos, especialmente calmantes, que le afectaban el estómago”, detalló.

Al mismo tiempo remarcó que su esposo se recupera “de acuerdo a lo esperado” y que “de a poco lo va superando. Los médicos dicen que será entre seis meses y un año el tiempo que tardará en volver a la normalidad ante una situación así”.






Comentarios