El hombre amenazó con prenderse fuego si no realizaban Cámara Gesell a su hija. La denuncia es contra el primo y tío de la menor.


Un hombre se encadenó en la Fiscalía de La Plata para exigir que se le realice Cámara Gesell a su hija, quien habría sido abusada por familiares. Cansado de no recibir respuestas, el hombre amenazó prenderse fuego con un bidón de combustible. 

Esta situación se produjo el jueves por la mañana en 7 entre 56 y 57. “Si me tengo que inmolar por mi hija, lo voy a hacer“, aseguró Julio César Villarruel según informa 0221. En esta oportunidad, el reclamo fue escuchado y la Fiscal del caso lo recibió. 

El hombre prendió fuego ramas y hojas secas que había en frente del Fuero Penal, por lo que varios efectivos policiales se hicieron presente en el lugar. “Está comprobado que mi nena tiene lesiones compatibles con un abuso sexual. Tiene que declarar ella, mi esposa y nos niegan todo”, contó el hombre. 

El hombre reclama que la Justicia avance en la causa por abuso sexual de su hija (AGLP).

Según contó el padre de la menor, el primer abuso se produjo hace mas de un año y el segundo hace dos meses, ambos en Berisso. Los acusados son el primo y el tío de la víctima de 9 años. El sujeto sostiene que “los están protegiendo” porque tienen contactos: “Uno es policía retirado y tiene todos los contactos. La mujer es abogada y tiene todos los contactos. La madre del menor abusador es política de Berisso“, sostuvo Villarruel.

Al mismo tiempo remarcó que él “acepta cualquier fallo de la Justicia” siempre y cuando se escuchen las dos partes y se “tengan todas las pruebas sobre la mesa”. En este sentido informó que no se autoriza la realización de la Cámara Gesell a su hija.

El hombre contó que el miércoles le dijeron que no podían hacer la indagatoria a la pequeña porque era menor. “No aparecían las pericias y no me notificaron de nada”, contó indignado y resaltó: “La única notificación que tuve yo fue la del botón antipánico que le dieron a los violadores. Como que yo los iba a ir a matar“. 

En esa línea contó que desde que pasó esto no volvió a pasar por la casa donde viven que es la misma en la que está su mamá. “Yo no puedo ver a mi mamá por esto”, dijo y aclaró que su hija no recibe asistencia porque no tiene los recursos necesarios.

“Por eso el fuego y la amenaza, porque soy un pobre infeliz. Lo venimos a pedir bien y nos tomaron el pelo. Hay que tener plata y ser alguien para que hagan algo“, sostuvo y detalló que en la DDI hicieron esperar nuevo horas a su hija para tomarle la denuncia.

Además contó que tanto él como sus allegados fueron amenazados de muerte. Villarruel pide que tanto Silvina Pérez, del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de La Plata, como Ana Medina, de la UFI N° 1 cumplan con su deber. Pasadas las 10 de la mañana le informaron que lo recibirían.






Comentarios