Además, una vecina entregó el celular de la mujer desaparecida. Continúan los rastrillajes en la zona. 


Casi 200 policías de la bonaerense comenzaron rastrillajes en la bajada de la Autopista de Villa Elisa con el objetivo de encontrar rastros de Gisella Solís, la odontóloga de 47 años que desapareció el martes tras discutir con su pareja, Casimiro Abel Campos. 

Según informa TN, encontraron sábanas que serían de la cama de la mujer desaparecida. Los elementos fueron encontrados en las inmediaciones del arroyo Rodriguez en el 47,5 kilómetro de la Autopista Buenos Aires – La Plata. Además había un par de zapatillas negras. 

El faltante de las sábanas llamó la atención de la familia por el modo de ser de Gisella. Estaban las fundas de las almohadas y el acolchado pero el colchon no tenía las sábanas. Se llegó al arroyo tras la reconstrucción del recorrido de la camioneta de Campos a través de las cámaras de seguridad. 

El lugar en donde se encontraron las cosas esta cubierto de basura y está debajo de un puente. Los pastizales en la zona están altos y buscan a la mujer por tierra y agua, los investigadores dudan que esté con vida.

Además, se presentó en la Fiscalía una mujer que encontró el celular de la odontóloga. El mismo estaba tirado en la calle, más precisamente en 1 y 48. El hallazgo se produjo el miércoles pasado, según conto la mujer estaba arriba de un paredón, se lo llevó a su casa y lo puso a cargar. 

Cuando lo enciende ve la foto de una mujer con un ambo y le saca el SIM. Con el correr del tiempo se dio cuenta que se trataba de Solís, la mujer que es intensamente buscada en la región. 

El principal sospechoso por la desaparición de la mujer es su pareja que se suicidó cuando la Policía fue a buscarlo para que declara. Además, de esta situación los vecinos de Lobería, donde vive su otra familia, notaron que el hombre volvió a su casa un día antes de lo normal. Hoy a la tarde declara la otra pareja del hombre






Comentarios