El pequeño de 10 años fue asesinado por su padrastro en Tolosa. La madre señaló que lo denunció en varias oportunidades. 


Tolosa sigue conmocionado por el crimen de Ciro Peñalva, el nene de 10 años que fue asesinado por su padrastro Juan Cruz Chirino, que luego de estar atrincherado más de ocho horas se quitó la vida de un disparo. Ayer fueron inhumados los restos del pequeño y su madre, Soledad Marcos, prestó declaración ante la Policía. 

Tras despedir los restos de su hijo, Marcos se presentó en la Comisaría Sexta junto a sus familiares y contó durante una hora que fue lo que sucedió el martes en la casa de 116 entre 529 y 530, según detalla El Día.

Marcos reconoció que los problemas con Chirino “eran de larga data”, tal es así que lo denunció “en 2015 y 2016, pero volvía con él porque creía que iba a cambiar”. En relación al día de la tragedia, la mujer detalló que el hombre se levantó al rededor de las 5.30 de la madrugada y que le llamó la atención que se acostara vestido. 

Ella se levanta para ir al baño y lo único que recuerda es que ve una sombra e inmediatemente después, un estallido. Ese fue el momento en el que Chirino le disparó en el rostro. “Ella se encerró en el baño y con su teléfono celular empezó a mandar mensajes a todos los familiares“, detallan los voceros. 

Ante este revuelo, los tres hijos que tiene en común con su agresor se le acercaron y le preguntaron si estaba viva porque ella estaba tirada en el piso rodeada de sangre como consecuencia del impacto de la bala en su pómulo derecho. 

Acto seguido, Soledad agarró a sus tres hijos y escapó hacia la calle en busca de su madre. No se logró aclarar si el pequeño de 10 años ya había sido asesinado a puñaladas antes de esta situación mientras dormía en su cuarto o no. 

La autopsia determinó que recibió 16 puñaladas y, al menos, 10 cortes más. Ciro intentó defenderse pero no pudo contra el homicida que le clavó el cuchillo en el pecho, por esta razón murió desangrado antes de ser trasladado al hospital. 

La causa quedó caratulada como “Homicidio agravado, tentativa de homicidio calidicado y suicidio”. Para cerrar la causa, el fiscal Juan Menucci pidió que se termine de tomar declaración a todos los testigos, familiares y amigos de la familia; y se sumen todas las pruebas “para que todo quede aclarado, y una vez que no haya duda alguna sobre la autoría del hecho y de que sólo hubo un responsable”. 

La madre de Soledad es una de las testigos claves en la causa pero aún no declaró ya que se encuentra en estado de shock. Su hermano también brindará testimonial, fue el primero en entrar a la casa tras el crimen de Ciro






Comentarios