El joven de 17 años fue detenido luego de que confesara el crimen. Otro empleado confesó que el también tenía relaciones a cambio de plata.


Los familiares de un comerciante platense se preocuparon porque no tenían noticias suyas, fueron a su casa y lo encontraron asesinado a palazos y cuchilladas. Por el crimen fue detenido un joven de 17 años que trabajaba en el negocio y confesó el episodio señalando que no se ponían de acuerdo en el precio por un servicio sexual. 

La víctima fue identificada como Sergio Góngora de 52 años. Intervino el servicio de emergencias 911 y personal de la DDI La Plata pero en la casa de calle 23, entre 84 y 85, del barrio Altos de San Lorenzo no encontraron indicios de robos, según detalla Telam. 

El cuerpo presentaba golpes en la cabeza y la cara. En relación a la vestimenta, tenía puesto solo una remera y ropa interior. El móvil del robo fue descartado por los peritos de Criminalística ya que la caja registradora del almacén tenía dinero dentro, las puertas del comercio y la casa no fueron violentadas, no había desorden aparente en el lugar. 

Ante esta situación los principales sospechosos empezaron a ser quienes integran el entorno de Góngora. Los primeros en ser interrogados fueron los dos empleados, que viven a pocas cuadras del comercio y habían dejado de ir. 

Fue allí cuando uno de ellos, de 17 años, confesó el asesinato y señaló que fue tras discutir con el comerciante porque este quería tener relaciones sexuales con el adolescente y no se ponían de acuerdo en la cantidad de dinero que le iba a pagar. 

El otro de los empleados, también declaró y contó que mantenía relaciones con el hombre de 52 años a cambo de plata o mercadería, pero se descartó que haya participado del crimen. 

Se encargan de la investigación personal de la Unidad Funcional de Investigación N° 5 del Departamento Judicial La Plata, a cargo de Juan Minucci.






Comentarios