Gonzalo Acosta fue detenido tras la denuncia de abuso sexual que realizó la familia de un menor que estuvo en el hogar.


Esta semana salió a la luz el tormento que vivió un grupo de menores en el Instituto María Luisa Servente de Villa Elisa. Uno de los menores se quebró y contó a sus padres adoptivos que el conserje del lugar había abusado de él, ante esta situación la Justicia detuvo a Gonzalo Acosta. Ahora la familia salió a defender al acusado. 

“Queremos limpiar la imagen que se construyó de monstruo que anda por los pasillos”, dijo una conocida de Acosta en diálogo con FM Classique. Uno de los menores contó lo que vivió en el hogar: “Me pasó como a los chicos de Independiente”, comentó a sus padres que apelaron a la Justicia para que el acusado sea condenado. 

Los abusos al niño de 10 años se produjeron entre noviembre del 2013 y el 5 de septiembre del 2016, cuando fue dado en adopción. “Pasaba de una cama a otra. Se metía adentro con mis compañeros y después llegaba a la mía”, detalló en Cámara Gesell. 

Los que lo conocen saben que es una persona excelente. Los chicos lo esperaban todos los días y le hacían regalos”, así continúo la defensa de la mujer y remarcó: “No hay ninguna prueba de lo que se está diciendo. La mayoría es mentira“. 

Pero este niño no sería la única víctima y la fiscal María Di Lorenzo sospecha que el número superaría los 10 chicos. “Lo vinieron a buscar para tomarle las huellas y se lo llevaron. Confiamos mucho en Gonzalo, no sabemos de dónde vienen las acusaciones, pero él no lo hizo. Él está muy tranquilo, no hizo nada de eso”, contó la mujer en relación al momento en el que el conserje fue detenido.






Comentarios