Nicolás Pérez Gatti de 19 años lo mataron cuando terminaba de dejar un pedido de la pizzería para la que trabajaba. Sus familiares y amigos le dan el último adiós.


Siguen las repercusiones en el Barrio Jardín por lo que fue la violenta muerte de Nicolás Pérez Gatti, quien trabajaba como repartidor de la pizzería La Italiana, y fue asesinado de un disparo en la cabeza el sábado pasado.

Ante rumores que enlazaron al hecho con un ajuste de cuentas, la familia salió a hablar para negar de plano esa posibilidad.

Nicolás fue asesinado de un disparo en la cabeza (web).

“Nada que ver, no porque fuese mi sobrino”, señaló Alejandro, tío de la víctima: “En Villa Elvira lo conocen y sabe que era un chico sano, no tenía maldad en nada. Hacía estas changuitas para lo de él, del día a día”, remarcó, en diálogo con FM Cielo.

Nicolás había sido abordado en la puerta de una casa ubicada en 81 entre 116 y 117, poco después de entregar el pedido con su moto. Fue el propio dueño de la vivienda el que escuchó el ruido del disparo, y al salir al frente, vio al joven con la herida en su cabeza.

De acuerdo a los testimonios de la familia, el joven llevaba apenas dos meses trabajando en el local gastronómico, con uno de sus primos y un amigo.

Profundo dolor y último adiós por la muerte de Nicolás Pérez Gatti (web).

En tal sentido, Alejandro sostuvo que el desgraciado hecho “le podría haber pasado a cualquiera de los tres”.




Comentarios