En el robo actuaron dos delincuentes armados que, al no conseguir lo que buscaban, golpearon y amenazaron con quemar y hasta cortar los dedos de las víctimas.


El violento episodio tuvo como víctimas a una familia que se dedica a la cosecha de kiwis. Los delincuentes armados ingresaron en la vivienda y mantuvieron amenazados a un hombre de 59 años y sus dos hijos de 29 y 31 años.

Según informaron, los sospechosos ingresaron a la casa encapuchados y provistos de armas blancas y de fuego. Golpearon a los presentes y los ataron de pies y manos para que no pudieran moverse, siempre bajo gritos y amenazas.

Luego de pasar una hora en la vivienda y no conseguir lo que buscaban, amagaron con rociarlos con nafta y prenderlos fuego, hasta los amenazaron con cortarles un dedo si no colaboraban.

En total, consiguieron robarles una suma cercana a los 95.000 pesos y se dieron a la fuga antes de ser identificados.




Comentarios