Según los vecinos del lugar, a principios de mes se observaron personas ingresando a los lotes de 121 y 92, donde levantaron una precaria casilla.


La usurpación de los terrenos de 121 entre 92 y 93, en Villa Montoro, continúa en marcha, mientras los vecinos aseguran que ya fueron varios los episodios registrados y que está en riesgo la seguridad del barrio.

Frente a este panorama desesperante y sin nada por hacer, los vecinos sólo esperan que prospere una denuncia que se presentó en la Justicia penal para que se desaloje la zona.

De acuerdo al testimonio de los vecinos, más ocupantes llegaron al predio y comenzaron a marcar con hilos los lotes para distribuir la tierra y poder levantar allí sus viviendas.

Cabe resaltar que estos hechos se vienen repitiendo en diferentes zonas de la ciudad.




Comentarios