Joaquín necesita una medicación específica y en los hospitales no la tienen.


Daiana es una vecina del barrio de Villa Elvira y trabajaba como enfermera. Ella y su marido se quedaron sin empleo y sin obra social, por lo que decidieron comenzar a elaborar pizzas, empanadas y tortillas, para poder costear el gasto de la medicación de Joaquín, su hijo adolescente que padece retraso mental, epilepsia y brotes hiperquinéticos.

Joaquin y su mamá, Daiana (web)

“Hace cuatro meses mi marido y yo nos quedamos sin trabajo, y por ende Joaquín dejó de tener obra social. Realmente nos quedamos sin nada; además, para asistirlo no cobramos ni pensión ni asignación que nos pueda ayudar”, contó la mujer al blog Noticias de Villa Elvira.

Daiana explicó que “Joaquín sufre de retraso mental, epilepsia y brotes hiperquinéticos. Estos brotes son similares a la esquizofrenia, puede llegar a llorar por horas, cantar, etcétera. Es muy importante que tome la medicación”

“No nos queda otra que seguir luchando. Uno por los hijos saca fuerza de cualquier lado”, remarcó.

Venden tres pizzas por $100 para poder conseguir los medicamentos que necesita su hijo con discapacidad (web).

Aunque básicamente Joaquín necesite de ayuda estatal, los interesados en comprar pre pizzas u otras comidas, como empanadas o tortillas, pueden comunicarse al teléfono de su mamá y colaborar aprovechando la promoción: (0221) 15676-8258.




Comentarios