Se trata de una herramienta acondicionada al personaje de la película "Cars" que incentivará a los niños que estén realizando algún tipo de tratamiento.


Presos de la unidad carcelaria 42 de Florencio Varela fabricaron una silla de ruedas del Rayo McQueen, el personaje principal de la película Cars, para ser utilizada por los niños y niñas que se atiendan en el Hospital de Niños de La Plata, informó hoy el Servicio Penitenciario Bonaerense.

Los presos restauraron una silla de ruedas y la transformaron en el Rayo McQueen, el automóvil color rojo de la mencionada película infantil Cars, y la donaron esta mañana al hospital de Niños de La Plata.

La iniciativa, impulsada por la jueza de Ejecución Penal 1 de Quilmes, Julia Márquez, se gestó en los talleres de la Unidad 42 de Varela donde los internos reparan sillas de ruedas tradicionales, pero esta vez con ingenio y creatividad lograron que este móvil luzca más agradable para pacientes pequeños.

El Rayo McQueen viajó esta mañana del penal al hospital para ser entregada por la jueza Márquez, el subdirector general de Trabajo del SPB, Daniel Mugica, el director de la Unidad 42, Fabián Gómez, y el Coordinador Regional de Trabajo del Complejo Varela, Claudio Pereyra.

La donación fue recibida por el director ejecutivo del hospital de Niños Sor María Ludovica, José Pujol; la directora asociada, Silvina Prates; la jefa del Servicio de Emergencias, María Eugenia Crivaro y la jefa de Sala de Internación, Gloria Ghizzo.

Presos fabricaron una silla de ruedas del Rayo McQueen para Hospital de Niños de La Plata

“Es un gusto recibir esta donación, los hospitales pediátricos tratamos de ser más amigables para con los pacientes y la idea es que todo sea una distracción y un juego para los chicos. Esta silla va a servir para esto”, explicó Pujol.

En tanto, Crivaro comentó que la silla quedará en el sector emergencias del hospital, donde se atienden unos 200 pacientes por día.

Presos fabricaron una silla de ruedas del Rayo McQueen para Hospital de Niños de La Plata

Los internos que fabricaron el Rayo McQueen se desempeñan en los talleres de herrería y carpintería del penal, y en esta ocasión se sumaron quienes realizan tareas de tapicería y pintura.

“En una recorrida por la Unidad, Márquez les dio la idea, los internos se motivaron con el proyecto y el diseño, le dieron la utilidad a la silla de ruedas y la pusieron en valor. Esta donación los incentiva a seguir trabajando, aprendiendo y van viendo que vuelve a la sociedad la tarea solidaria que desarrollan”, concluyó Claudio Pereyra.





Comentarios