Su deseo estaba vinculado a su amor por el club Estudiantes de La Plata.


José Luis ‘Tata’ Brown, quien falleció hoy a los 62 años en una clínica de la ciudad de La Plata, no sólo será recordado por su gol en la final del mundo en México 86 con el seleccionado argentino sino también por haberse convertido en uno de los capitanes históricos de Estudiantes, el club en el cual se transformó en emblema. El equipo Pincharrata fue una de las grandes pasiones del Tata y por esto no resulta extraño lo que pedía para después de su muerte.

En una entrevista que realizó unos años atrás para la web de estudiantes el Tata expresó un deseo, “ser enterrado en el country de City Bell”. “Para mi Estudiantes es mi vida, mi familia sabe que el dia en que yo me muera me tienen que enterrar ahí, porque yo me voy a enterrar en el country de Estudiantes”, se lo escucha al Tata expresar en el video. 

El ex futbolística se formó en el club Pincharrata, en aquel lugar conoció a su primera esposa, con quién tuvo dos hijos. Con apenas 19 años debutó en Primera División, de la mano del DT Carlos Salvador Bilardo, una persona que lo marcó a lo largo de su trayectoria como jugador.

Maradona y el Tata Brown en el 86 (Foto: web)

Desde su incorporación al conjunto principal, ‘Tata’ ganó predicamento y se transformó en capitán de un Estudiantes, que hizo historia en los años 1982 y 1983 ganando el Metropolitano y Nacional, respectivamente. En esa campaña histórica del 82, con el “Narigón” en el banco de suplentes, Brown marcó goles importantes.

(Twitter: @EdelpOficial)

En el “Pincha”, Brown jugó en Primera entre 1975 y 1983, donde fue transferido a Atlético Nacional de Medellín. Dejó su huella en 290 partidos y 27 goles, uno de los defensores más goleadores. Responsable de ejecutar los penales y clave en el juego aéreo.

Víctor Hugo Morales, quien relató varios partidos en aquella época del equipo del ‘Doctor’ Bilardo solía rematar sus goles con frases como “Estudiantes pica, muele, tritura con la garantía de Brown”, parafraseando a una marca de electrodomésticos.

ARCHIVO – Imagen de los jugadores argentinos Julio Olarticoechea, José Luis Brown y Nery Pumpido festejando el 22/06/1986 en Ciudad de México.

Fue ayudante de campo en la última época de Carlos Bilardo como entrenador y antes de su enfermedad era otro de los habituales concurrentes al Country Club de City Bell, donde transmitía sus vivencias y era otro de los responsables de inculcar el sentido de pertenencia del club.

“Gracias a Estudiantes llegué a la Selección, fui conocido internacionalmente. El club es todo para mi, me enseñaron, me educaron como persona y salí campeón”, solía contar.





Comentarios