Julio Gnocchini ayudó a la mamá del niño atropellado y lo llevó hasta el hospital San Roque para intentar reanimarlo.


Tras la muerte del bebé Eric Lin luego de ser atropellado este martes por un auto en Ringuelet, en La Plata, habló el vecino que lo asistió y trasladó al niño al hospital San Roque de Gonnet. Julio Gnocchini aseguró que el barrio está conmocionado por la noticia del fallecimiento.

“Fui corriendo hasta el súper, que está a 15 metros de mi negocio, y vi a la mamá arrodillada con el hijo en brazos, gritando desesperada”, afirmó Julio Gnocchini, vecino de la localidad platense donde ocurrió el trágico accidente.

Hospital San Roque (0221)

Gnocchini reveló que se enteró del siniestro tras ver que muchos de sus vecinos estaban reunidos en la calle. “Vamos que te llevo al hospital”, le dijo el hombre a la mamá de Eric Lin, que camino al hospital, llamaron al 911, que “le indicaron a ella que le hiciera masajes cardíacos”.

El niño tuvo dos paros cardíacos antes de su deceso (0221)

Ya en el hospital, quien ayudó al bebé luego del accidente, reveló que personal del SAME ya lo estaba esperando y que debieron actuar rápidamente ya que “estaba en paro y lo revivieron”. También detalló que estuvo seis minutos muertos luego del primer ataque cardíaco que sufrió el menor. 

“Estaba todo armado y esperaban a una ambulancia, pero le agarró otro paro y falleció”, confesó Gnocchini. Por otra parte, se lamentó del triste momento, ya que según él, cada vez que pasaba por el comercio, le golpeaba el vidrio al bebé y “él se reía”.

El conductor del Renault Logan fue detenido en su casa, ubicada en 512 bis, entre 8 y 9, ya que afirmó que no vio al niño, que había caído a la calle tras haberse escapado de su hogar. Las cámaras del comercio capturaron el momento en el que el hombre de 77 años embistió al niño.





Comentarios