El animal tenía 52 años y tenía una infección que provocó su muerte.


Este jueves se cumplió un año de la muerte de la elefanta Pelusa en el zoológico de La Plata luego de sufrir una infección en su pierna. Tenía 52 años y habían intentado curarla en 2018 para enviarla a un santuario en Brasil.

Según informó el diario El Día, la elefanta tenía una patología que hacía que tuviese poca movilidad, lo que la llevó a estar más de dos años parada día y noche.

Pelusa, elefante del zoo de La Plata.

En un momento, el animal se recostó y sus cuidadores ya no pudieron levantarla más. El coordinador de santuarios de elefantes Mato Grosso usó diferentes técnicas médicas para recomponer a Pelusa pero no tuvo efecto.

A pesar de querer liberar y enviar al animal a un santuario en Brasil, su salud empeoró y comenzó a ponerse cada vez más débil. Los especialistas sanitarios aseguraron que su situación era “irreversible”.

El fiscal en casos de maltrato animal Marcelo Romero y el juez Juan Pablo Masi intervinieron en la causa y decidieron “acelerar el deceso” del animal para evitarle mas dolor y sufrimiento. Sus signos vitales empeoraban y sus órganos no funcionaban correctamente.

La elefanta Pelusa en sus últimos días de vida. (Web)

El Intendente de La Plata, Julio Garro, se despidió a través de redes sociales y confirmó que durante hasta el fin de su mandato, liberarán los últimos animales que restan ser trasladados. Será el turno de Hipólito, el hipopótamo, y la tigresa Colón.

Pelusa pasó sus últimos días con sus cuidadores y veterinarios que hicieron que su muerte sea lo menos dolorosa posible para ella, acompañada y brindándole caricias y afectos.






Comentarios