El senador nacional se refirió a la derrota de Cambiemos en la provincia. Y asoció el resultado al mal desempeño de la economía, principalmente con el empleo.


El senador Esteban Bullrich reconoció que una porción de los seguidores de Cambiemos tenía expectativas que el gobierno de Mauricio Macri no llegó a cumplir y que la elección del domingo en Córdoba, en la que Juan Schiaretti obtuvo su reelección por un amplio margen, es una señal de que la división no sirve.

Esteban Bullrich (web).

En las elecciones legislativas de 2017, Bullrich encabezó la lista de senadores por la provincia de Buenos Aires con la que Cambiemos obtuvo el 42,15 por ciento de los votos y le ganó a Cristina Kirchner (36,28) en una elección histórica que significó una dura derrota para el kirchnerismo.

“Hay una porción de votantes de Cambiemos que tenían una expectativa que no les hemos cumplido”, dijo el domingo Bullrich en el programa Debo Decir en el canal América, y agregó: “Lo más importante tiene que ver con el bolsillo de la gente, a la gente le está costando mucho y eso duele”.

Consultado sobre cuáles son los temas que más que le costaron al gobierno nacional, Bullrich señaló que es la generación de empleo: “El tema del empleo es fundamental y realmente ha sido uno de los temas donde más ha costado, generar empleo, dar espacio para que se genere empleo, la transformación que tenés que hace para pasar de casi 4 millones de trabajadores en negro a que tengan un salario en blanco. Esa transformación fue la que más costó y en donde hay más distancia entre la expectativa que habíamos generado y donde llegamos”.

El domingo, Schiaretti logró una victoria contundente con el 54% de los votos, a más 37 puntos de distancia del segundo Mario Negri (Córdoba Cambia) y a 43 puntos del tercero, Ramón Mestre (UCR). La victoria de Schiaretti fue categórica pero además el diputado Martín Llaryora ganó en la ciudad capital y logró que el justicialismo vuelva a administrar el municipio después de una extensa seguidilla de jefes comunales radicales.

“Creo que es una gran elección de Schiaretti. Hay que reconocer que él hizo un buen trabajo y el trabajo en conjunto que se ha hecho. Como en todas las provincias, la provincia de Córdoba ha tenido un cambio significativo porque la apertura al federalismo que hizo el presidente Macri, también generó que hubiera recursos adiciones, que se pudiera hacer mucha obra y que se avanzara mucho en la provincia”, subrayó Bullrich.

“Es una buena señal de que la división y los personalismos no sirven. Lamentablemente en Córdoba Cambiemos fue dividido”, se lamentó el senador en referencia a la ruptura de Cambiemos en la provincia, panorama que se repitió a nivel comunal, especialmente en la ciudad de Córdoba.

Por la corresponsalía Buenos Aires.






Comentarios