Producto del debate durante una asamblea realizada en la sede del Partido Justicialista de Jujuy, con el voto mayoritario de los 104 congresales que tomaron parte de la misma se resolvió habilitar a las autoridades partidarias para que trabajen en la conformación de un frente, en vez de realizar elecciones internas, para afrontar la contienda electoral de junio próximo en la provincia.

Al respecto el presidente del Congreso, Nilson Ortega, destacó la participación de los congresales apuntando que el jueves “tuvimos el noventa por ciento de asistencia en las decisiones democráticas del día. Muy pocas veces se vio esta amplia participación, es histórico”, valoró.

A la vez, el dirigente respondió a los interrogantes acerca de la situación de algunos congresales que no fueron parte del debate, señalando que se trata de afiliados que están suspendidos.

El presidente del Congreso provincial el PJ, Nilson Ortega (centro), destacó la amplia mayoría alcanzada en la votación del jueves.(Archivo Vía Jujuy)

“A las personas que están suspendidas se les aplicó lo establecido en el artículo 11 de nuestra Carta Orgánica, donde se manifiesta que quienes hayan decidido participar en elecciones por fuera del Partido Justicialista, serán suspendidas, tanto sus afiliaciones como la posibilidad de integrar listas de candidatos a cargos públicos”, detalló.

No obstante la explicación, militantes del Frente de Todos y de otros espacios peronistas denunciaron que se impidió el ingreso de congresales y que en el recinto no se tomó en consideración las mociones de los sectores opositores a la actual conducción del PJ provincial.

Los manifestantes reunidos a las puertas de la sede de la avenida 19 de Abril reclamaban una “amplia unidad” del espacio para competir por las diputacías y concejalías que estarán en juego el 27 de junio, y en ese sentido acusaron que la conducción del PJ evitó la posibilidad de decidir de manera plural las listas.

“Unidad”, la palabra más usada

Para esos sectores opositores, la decisión votada el jueves deja al partido “sin unidad y en la puerta de una división de cara a las elecciones provinciales del 27 de junio, debido a la violación a la Carta Orgánica y al manejo violento de la situación por parte de quienes debían garantizar el debate”.

Por el contrario, Ortega aseguró que “la finalidad siempre será fortalecer al Partido Justicialista” y con ese propósito es que “vamos a hablar con todos los sectores para ser lo más amplios posible”.

“Nuestra ventaja es que conocemos cada problema a lo largo y a lo ancho de la provincia” y para poder resolverlos “queremos llevar a los mejores representantes justicialistas en cada lugar”.

Con ese propósito es que “vamos a buscar consenso, acuerdo y unidad”, prometió el actual intendente de Monterrico, al mismo tiempo de señalar que para “aquellos que tienen la vocación de estar dentro del partido, las puertas estarán abiertas. Nosotros vamos a trabajar para que todos estén dentro del PJ”, completó.

Diputada nacional Carolina Moisés (Frente de Todos)(Archivo Vía Jujuy)

Desde las filas del kirchnerismo, la diputada nacional del Frente de Todos, Carolina Moisés, hizo su aporte a la discusión al opinar que “es innegable la necesidad de apertura, diálogo, modernización y transformación del partido como herramienta fundamental para consolidar el triunfo del peronismo” en la provincia.

“Mas allá de todas las discusiones -siguió diciendo-, hay una necesidad de las jujeñas y jujeños de empezar a construir otro Jujuy; tenemos un equipo, tenemos compañeros, tenemos el mismo sueño de poner a Jujuy de pie acompañando al presidente Alberto Fernández y a nuestra querida Cristina Kirchner”, expresó la legisladora sampedreña, aunque también admitió respecto del oficialismo partidario: “Las diferencias entre nuestros sectores son reales y profundas, no somos lo mismo”, se diferenció.