Después que versiones de movimientos en el gabinete provincial circularan durante la jornada del lunes, a última hora de la tarde voceros de la Casa de Gobierno confirmaron efectivamente que por disposición del gobernador Gerardo Morales, la actual ministra de Educación, Isolda Calsina, dejará el cargo esta semana, aunque permanecerá en funciones en esa misma órbita. También revelaron que para su reemplazo fue convocada la licenciada María Teresa Bovi, reconocida docente e investigadora de la Universidad Nacional de Jujuy (UNJu), quien asumirá en acto protocolar que se prevé realizar el próximo lunes 18.

//Mirá también: Jujuy obtuvo crédito por U$D 100 millones para la mejora educativa

Si bien no se informó los motivos del relevo, los voceros oficiales especificaron que Calsina “seguirá desempeñándose al frente del Programa de Mejora del Acceso y la Calidad Educativa (PROMACE)”, financiado con un crédito del Banco de Desarrollo de América Latina y que se pagará con la renta del parque solar Cauchari.

En el mismo acto del lunes por la mañana, la ingeniera Miriam Serrano asumirá como titular de la Agencia de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia de Jujuy.

Isolda Calsina, ministra de Educación de Jujuy

Hasta el momento de su designación, la licenciada Bovi se venía desempeñando como coordinadora del Área Humanística en la Facultad de Ciencias Económicas de la UNJu. Al mismo tiempo, integra la Coordinación de la Carrera Profesorado y Licenciatura en Historia en la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNJu.

Por su parte, tras su paso por la Legislatura de la Provincia, donde ocupó una banca como diputada por el partido LyDER (Libertad y Democracia Responsable), que fundó y preside, la doctora Isolda Calsina fue convocada en 2015 por el gobernador electo Gerardo Morales para integrar su gabinete.

//Mirá también: Miles de docentes jujeños ingresarán a un innovador programa de formación

Ahora, en el nuevo rol que le fue asignado “se enfocará especialmente en la gestión, la implementación, el monitoreo y la supervisión del PROMACE”, procurando el fortalecimiento de “una de las políticas centrales establecidas por el gobernador Morales para construir el nuevo modelo de educación pública en Jujuy, cuyo eje principal es el crédito educativo que el Gobierno de la Provincia tramitó ante el Banco de Desarrollo de América Latina y el Banco Centroamericano de Integración Económica (CAF - BCIE)”.

Trascendidos periodísticos señalan que “diferencias irreconciliables” con el nuevo ministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, habrían sido el detonante de la decisión de Calsina de dejar su posición al frente de la cartera educativa jujeña.