En una atípica manifestación, comparsas de la Quebrada de Humahuaca solicitaron al gobierno flexibilizar los requisitos para organizar los eventos carnestolengos.


Más de 50 comparsas de las localidades de Tumbaya, Purmamarca, Maimará, Tilcara, Huacalera, Uquía y Humahuaca se convocaron frente a la Casa de Gobierno para realizar la presentación formal de un petitorio con diversos requerimientos que permitan el desarrollo del carnaval.

Bandas de músicas, diablos, copleros y cientos de jujeños participaron de una manifestación atípica que, entre coplas y llantos del diablo, le pidieron al gobernador Gerardo Morales que se flexibilice los requisitos para organizar los eventos del carnaval.

La consigna “que no muera el verdadero y único carnaval” fue lo que se pidió durante toda la mañana con el objetivo de obtener una respuesta ante el pedido de reducción de los impuestos y requerimientos para realizar los eventos.

El carnaval, una celebración tradicional y cultural, se ve opacada por esta medida -dijeron- e incluso peligra su desarrollo ya que la nueva normativa establece el pago de altos impuestos, imposibles de afrontar para algunas comparsas, las cuales para subsistir durante el año realizan ventas de empanadas y bingos.

Queda muy claro el pedido de las comparsas, que con estas coplas expresaron de la mejor manera que conocen lo que le puede suceder al carnaval jujeño: “…En la Casa de Gobierno existen muchos decretos…”. “…La cultura no se vende, tampoco se privatiza…”; “… Carnaval anda diciendo que este año no va salir…” y finaliza con “…Causa de todos los impuestos que no podemos cubrir…”.






Comentarios