El sindicato AOMA advirtió que "peligran los puestos de trabajo de los 564 mineros" de la mina El Aguilar, que proveía plomo, zinc y plata a la planta cerrada


Los 144 trabajadores despedidos de la planta de fundición de la empresa Minera Aguilar, que operaba en la ciudad de Palpalá, marcharon este martes por las calles de esta capital en reclamo de la intervención del Gobierno provincial para la refuncionalización de la fábrica y su eventual reincorporación.

Los operarios, que fueron despedidos hace 20 días, se movilizaron y presentaron un petitorio en Casa de Gobierno en el que solicitan una audiencia con el gobernador Gerardo Morales, para su inmediata intervención ante la falta de producción.

La planta ubicada en el Parque Industrial de la ciudad siderúrgica funcionaba las 24 horas, y sus empleados cumplían funciones en horarios rotativos para la fundición de plomo, zinc y plata, destinado al consumo interno y para su exportación.

“Esta no es una lucha en contra del Gobierno ni en contra de nadie, es una forma de expresar nuestra preocupación de lo que pasó con los despidos en la fábrica de fundición de Palpalá”, señaló en plena marcha Oscar Trejo, secretario general de AOMA-Jujuy.

René Carlos Trejo, secretario general de AOMA Seccional Mina Aguilar

El dirigente sindical recordó que hace dos años “cerraron la fundición en Rosario, y este año cierran una fábrica de fundición de plomo, zinc y plata que son la materia prima que sacamos de la mina El Aguilar y que puede poner en peligro los puestos de trabajo de los 564 mineros”.

La columna de más de un centenar de trabajadores despedidos estuvo acompañada por integrantes de sindicatos como el SEOM (municipales), además de mineros puneños y agrupaciones políticas y sociales que se sumaron al reclamo de los operarios.

La firma que dejó de producir pertenece a la multinacional Glencore International, que en Argentina, en el área de metales y minerales, está conformada por la Compañía Minera Aguilar SA, con el yacimiento minero ubicado en El Aguilar y la refinería de plomo y plata que dejó de funcionar.

Los directivos de la empresa presentaron el pedido de quiebra en la Secretaría de Trabajo de la Nación en Buenos Aires en diciembre pasado, situación que hasta la fecha no ha tenido una resolución definitiva.






Comentarios