En lo que va del año se estima una pérdida de más de 3 millones de kilos por el amarillamiento de los cultivos.


El gobierno de Jujuy creó una comisión de trabajo para enfrentar el “delicado momento” que atraviesa el sector tabacalero de la provincia ante el amarillamiento de cultivos y otras problemáticas que ya estarían provocando en la actual campaña “pérdidas por encima de los 3 millones de kilos” del producto agrícola, informó hoy el Ministerio de Producción local.

“La campaña anterior la provincia tuvo una pérdida de 4 millones de kilos de tabaco, en lo que va de este año estarían superando los 3 millones”, explicó sobre la actual coyuntura la secretaria de Desarrollo Productivo de Jujuy, Patricia Ríos.

En ese sentido, agregó que “no existen antecedentes en el sector de pérdidas tan grandes” y ese dato amerita que “todos los responsables se reúnan para coordinar y llevar adelante el camino que hay que seguir”.

Finalmente, luego de una primera mesa de diálogo con las distintas instituciones tabacaleras, en la que se dejó conformada la comisión técnica de trabajo a nivel provincial, el objetivo es tratar la coyuntura del problema del amarillamiento como también una diversidad de temas que afectan al sector tabacalero.






Comentarios