La nueva Ley Impositiva N° 6.114 estableció para determinadas actividades productiva la reducción de sus alícuotas en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos.


El sector productivo de Jujuy se vio beneficiado por una reducción del impuesto sobre los Ingresos Brutos, que rige desde 2019 y que lleva a la provincia a tener “algunas de las alícuotas más bajas del país“, informó hoy el ministerio de Hacienda y Finanzas local.

Las actividades agrícolas y sus cultivos, la ganadería, y otras como la silvicultura, pesca, explotación de minas y canteras, redujeron sus alícuotas del 1,2% al 0,75%, según indicaron en un comunicado de prensa de la secretaría de Ingresos Públicos.

Por su parte, la construcción, de gran impacto en la provincia por la ocupación de mano de obra, bajó su alícuota del 3% para tributar al 2,5%.

“En poco más de un año, entre diciembre de 2017 y enero de 2019, la alícuota pasó de 3.5% al 2,5 %, es decir que tuvo una reducción de poco más del 28%”, remarcaron sobre los beneficios dados para la construcción de obras de ingeniería civil, edificios, casas, y de infraestructura e instalaciones.

Dentro de la industria manufacturera se destaca la reducción para la elaboración de productos alimenticios del 1,6% al 1,5%, lo que beneficiará a los emprendimientos dedicados a la elaboración de pan, azúcar, carne, quesos, fiambres y embutidos y bebidas.

Las firmas dedicadas a la fabricación de cemento, insumos químicos, hierro y acero, fundiciones y productos metálicos, carpintería metálica y de madera, saladeros, hormigoneras y embotelladoras, entre otras, cuentan con una baja del 1,8% al 1,5%.

Las distintas mermas fueron dispuestas en la nueva Ley Impositiva N° 6.114, que estableció para determinadas actividades productiva la reducción de sus alícuotas en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos (alícuota general del 3%) a partir del 1° de enero de este año.

Según destacaron, la disminución “se acentuará para algunos rubros en forma gradual hasta el año 2022, debido a que la provincia continuará con la reducción de cargas tributarias que afecten las decisiones de inversión, trabajo y eficiencia económica en las primeras etapas de las cadenas productivas”.

Finalmente, pusieron de relieve que el “beneficio para las Pymes se enmarca en el Consenso Fiscal celebrado en 2017 por el gobernador de la provincia, Gerardo Morales, con sus pares de otras jurisdicciones y Nación” y que se suma a los de la Ley provincial de Promoción a las inversiones y el empleo, que “ya entregó más detres millones de pesos en certificados de créditos fiscales y reducciones de impuestos a Pymes jujeñas”.


En esta nota:

Otras Jujuy Economia PyMEs




Comentarios