El siniestro se produjo a media mañana, la deflagración causó pánico en algunas personas, pero el edificio no sufrió daños de importancia


Una explosión en el sistema de refrigeración de una clínica privada de la ciudad de Palpalá, provocó este jueves lesiones de gravedad a un operario que realizaba tareas de mantenimiento, informaron fuentes policiales.

El hecho causó momentos de zozobra entre el personal y pacientes que agardaban ser atendidos en los consultorios externos, en tanto que quienes estaban internados en el establecimiento debieron ser evacuados de manera preventiva.

Piezas metálicas retorcidas y escombros de mampostería permiten visualizar la potencia de la deflagración en la clínica de Palpalá.

El siniestro ocurrió alrededor de las 10:15 en una habitación del cuarto piso de la clínica materno infantil “Nuestra Señora de Fátima” de Palpalá, a 15 kilómetros de San Salvador de Jujuy, cuando se realizaba el mantenimiento del sistema de refrigeración y por causas que se investiga, se produjo una fuerte explosión.

Fuentes policiales informaron que la víctima asistida es un operario que realizaba las tareas de mantenimiento, quien fue trasladado por el SAME con heridas de gravedad en un brazo y en los ojos al hospital “Pablo Soria” de esta capital.

Pudo saberse además que otra persona que en un primer momento fue asistida en el lugar debió ser trasladada al hospital “Wenceslao Gallardo” de esa ciudad, por cuanto si bien no presentaba heridas, estaba en “un estado de shock” que requería asistencia médica.

Policías, bomberos y ambulancias del SAME acudieron rápidamente a la Clínica Nuestra Señora de Fátima tras el reporte de la emergencia.

Como no podía ser de otra manera, el estallido provocó un susto generalizado, desconcierto y nerviosismo entre pacientes, acompañantes y personal del establecimiento en general, por lo que se dispuso que se desalojara el lugar, derivando a las personas hacia la avenida Portugal. Así pudo verse a pacientes saliendo a la vereda, llevando consigo los dispositivos con los que se les suministra suero intravenoso.

Luego de una inspección de las instalaciones a cargo de los bomberos, los pacientes fueron ingresados al sector de guardia hasta tanto se normalizara la situación.






Comentarios