Este año se sacó de circulación 84 kilos de cocaína y/o pasta base y 230 kilos de marihuana. Casi dos mil personas fueron arrestadas por diferentes infracciones a la legislación en la materia


Un total de 83,974 kilos de cocaína y pasta base y 230,964 kilos de marihuana lleva secuestrados la Policía de la Provincia en lo que va del año en Jujuy, en el marco de “un proceso ascendente en la lucha contra el narcotráfico y el narcomenudeo”, destacó el Ministerio de Seguridad, que también hizo referencia a “vacíos existentes en frontera, donde se triangula con Bolivia” para introducir marihuana “desde Paraguay”..

Según consigna un informe de esa cartera, en ese marco de acciones las fuerzas locales “cerraron 36 bocas de expendio con un total de 1.899 arrestados por diferentes infracciones”.

Al respecto el ministro de Seguridad, Ekel Meyer, resaltó que “desde el primer día de gestión y teniendo en cuenta el proyecto de seguridad del gobernador Gerardo Morales, se decidió encarar un proceso ascendente en la lucha contra el narcotráfico y del narcomenudeo”.

Recordó que “la primera decisión que tomó el Gobernador fue que la Provincia, por ley provincial N° 5.888 adhiera a la desfederalización de la ley nacional N° 23.737”, a partir de lo cual “creó dentro del Ministerio de Seguridad la Agencia de Delitos Complejos”.

“De esta manera, se unificaron todas las áreas de la Policía que trabajan en esta lucha, se constituyeron equipos especiales y hay resultados, a nuestro criterio -subrayó Meyer-, de gran envergadura”.

Agregó que planteado ese esquema, se decidió atacar “el mercado del ´paco´, que es una de las líneas de la matriz subterránea del narcotráfico en Argentina”, al tiempo que advirtió que “esta droga es el principal estupefaciente que rápidamente desintegra el tejido social”.

“Los resultados positivos obtenidos son consecuencia de tareas investigativas, de procesos preventivos, de controles viales y de la colaboración de los vecinos”, dice el ministro Ekel Meyer.

En ese sentido, afirmó que el Gobierno de Jujuy viene aplicando “una línea frontal de trabajo” en la lucha contra estos flagelos y aseveró que “los resultados positivos obtenidos son consecuencia de tareas investigativas, de procesos preventivos, de controles viales y de la colaboración de los vecinos”.

Las declaraciones del Ministro resultan a modo de balance, cuando se acerca el final del año. Desde esa perspectiva interpreta que “hay una tendencia ascendente en la lucha contra el narcotráfico” y pone en relieve que se viene atacando “no sólo el mercado que prevalece en el NOA, que es el de la cocaína y la pasta base, sino también con el mercado grueso de la región del NEA, que es el de marihuana”.

En ese contexto hizo notar que estos procedimientos se vienen realizando “aún ante los vacíos existentes en frontera, donde se triangula con Bolivia para introducirla (a la marihuana) desde Paraguay”.

“Esto, más las detenciones, produce que se acoten las bandas criminales”, señaló el titular del Ministerio de Seguridad, que entonces puso el acento en que “otro de los objetivos de esta lucha es salvar vidas” y en ese marco se ha cerrado “muchísimos ´kioskos´ (de droga) que les venden a los consumidores, muchas veces menores de edad”, un deleznable delito “que tanto mal le hace a la sociedad”, enfatizó.

En ese sentido el funcionario puso en relieve además que “todo el Gobierno apoya esta lucha, es un abordaje integral e interministerial”, aseguró, a la vez que mostró su beneplácito por la puesta en marcha del programa “El vecino avisa”, por el cual se implementó la colocación en distintos puntos de la provincia de buzones para la recepción de “denuncias totalmente anónimas”, sistema que ha resultado “un éxito, porque las denuncias son investigadas y así hemos ido dando de baja varias bocas de expendio”, afirmó Meyer.






Comentarios