El caño, tendido bajo el cauce del río Grande, sufrió una fisura de 40 centímetros. Para realizar los trabajos de reparación muchos barrios estuvieron varios días sin agua potable


A cinco días de producido el evento, funcionarios de la empresa Agua Potable S.E. informaron las causas del corte en el suministro que afecta nuevamente a los barrios ubicados sobre la margen izquierda del río Grande, en esta ciudad. También hicieron un repaso de las maniobras que se lleva adelante para el restablecimiento pleno del servicio, indicando que la reparación es provisoria y que en los próximos días estará finalizada la operación.

El vocal técnico del Directorio de la la empresa, Ramón Lucas, encabezó un encuentro con periodistas en el que el jefe de la Unidad Operativa N° 4, Marcelo Helou, indicó que el sábado a las 2:30 de la madrugada se localizó el punto exacto en que el acueducto que lleva el servicio a los barrios Los Perales, La Viña y otros, estaba afectado.

El ingeniero Helou explica a los periodistas los trabajos de reparación del acueducto en el río Grande.

Dicho punto está ubicado dentro del cauce del río Grande, a unos mil metros aguas abajo del dique Los Molinos, puntualizó el funcionario, que también precisó que el caño -de grandes dimensiones- presentaba una fisura longitudinal de 40 centímetros, producto de una falla del material con que está fabricado.

En cuanto a los trabajos que se realizó para la reparación y puesta nuevamente en servicio del ducto, el ingeniero Helou dijo que “una vez verificado el problema, se puso en marcha un ´Plan de Contingencia Prioritaria´ para solucionar la anormalidad”.

Para poder operar en el área se debió recurrir a maquinaria pesada, para desviar el curso del río. “El trabajo fue muy importante”, destacó Helou.

La fisura fue obturada aplicando una pieza metálica especial tipo abrazadera, la que una vez colocada “debía superar un periodo de prueba y recién luego de comprobar un comportamiento normal, se procedió a iniciar la normalización del servicio”, consignó el jefe de la Unidad Operativa.

Los funcionarios de Agua Potable S.E. que informaron acerca del operativo en el río Grande.

El ingeniero Agustín Cañares explicó por su parte que se trabajó a nueve metros de profundidad y las operaciones estuvieron a cargo de personal de la Unidad Operativa N° 4 y distintos departamentos del organismo como Logística, Electro, Seguridad e Higiene, sumándose en la contingencia diferentes proveedores y empresas privadas, entre ellas Ejesa, que respondieron inmediatamente a los pedidos de material y de maquinaria necesarios para las labores.

También hizo referencia el profesional a las condiciones en que se desarrolló el operativo, esto es “la tarea bajo presión, con lluvia y con un crecimiento permanente del caudal del río”, describió.

Precisamente por las condiciones climáticas imperantes, se informó que la reparación efectuada tiene carácter provisorio, estimándose que la semana próxima estará totalmente resuelta la situación.





Comentarios