Dos diputados justicialistas que fueron intendentes y un actual jefe comunal del mismo signo político coincidieron, por separado, en criticar la decisión del Gobierno nacional de eliminar el Fondo Federal Solidario habida cuenta -denunciaron- el grave impacto que ello provocará en los municipios, que eran los destinatarios de esos recursos.

Se trata de los diputados justicialistas Pedro Torres y Nilson Ortega, exintendentes de Caimancito y Monterrico respectivamente, y el intendente de la Municipalidad de El Carmen, Adrián Mendieta.

"Esto genera más preocupación en los municipios, que vienen atravesando una situación preocupante con el empleo, y si esto se corta, las pocas obras que se está ejecutando en el interior se van a suspender", dijo Ortega, y lo siguió Torres para agregar que "si se paraliza la obra pública, los municipios van a quedar condenados a la postergación, porque las pocas obras públicas que se venía ejecutando en distintas jurisdicciones se hacían posible gracias al fondo de la soja".

El intendente Adrián Mendieta, de El Carmen, anunció que demandará al Estado nacional por el recorte del "fondo de la soja".

Frente al cuadro que se pronostica por el recorte del denominado popularmente "fondo de la soja", el intendente Mendieta no sólo vino criticando la medida desde que se conoció la intención del Gobierno central, sino que hoy presentará "una demanda contra el Estado nacional por la quita del ´Fondo Federal de la Soja´", según anticipó.

El jefe comunal lo hará antes del mediodía en el Juzgado Federal sito en Belgrano 1.252 de San Salvador de Jujuy, según pudo saberse.

En opinión del diputado Torres, el recorte anunciado por el Gobierno nacional significa "un retroceso total para todas las comunas de la provincia, sin distinción de banderías políticas" en razón de que las comunas "no cuentan con recaudaciones para encarar trabajos de infraestructura" en sus localidades.

Para dar un ejemplo concreto de lo que decía, el exintendente de Caimancito citó -no sin aclarar que el monto varía de acuerdo a la categoría de cada municipio- que esa comuna “recibía cerca de cincuenta mil pesos del fondo de la soja”.

"Es un monto significativo para realizar pequeñas y necesarias obras en la localidad, pero ahora esta medida del Gobierno nacional condiciona a los intendentes y confina a los pueblos a la postergación", aseveró.

En tanto, para el diputado Ortega "es una medida que no entiendo ni comprendo" y planteó que "ante la grave crisis que está pasando la gente con la inflación y los ´tarifazos´, esto no hace otra cosa que perjudicar a los ciudadanos del interior profundo que tiene la Argentina", remarcó.