[video] Los investigadores hallaron otros dos cuerpos en el interor de la planta, con lo cual suman ocho los muertos


Con una gran cantidad de gente agolpada a las puertas de la Comisaría Seccional 25 de La Esperanza y en un marco de sostenida angustia y tensión, pasada la medianoche funcionarios de la Justicia y de la Policía de la Provincia dieron a conocer a los familiares de los trabajadores involucardos en el siniestro del pasado miércoles los resultados de los estudios de ADN que permitieron establecer las identidades de los cuerpos rescatados en el incendio del ingenio.

Antes, durante el día, las operaciones desplegadas en el escenario del siniestro habían dado como resultado el hallazgo de otros dos cuerpos, con lo que la cifra de trabajadores fallecidos ascendió a ocho, confirmaron fuentes del Ministerio de Seguridad.

El hallazgo completó la lista de personas denunciadas como desaparecidas desde el miércoles último en el marco de la investigación en marcha.

El subjefe de la Policía, Juan Segovia, tratando de contener a los familiareas, a las puertas de la Comisaría de la localidad de La Esperanza.

En cuanto a la identificación de los cuerpos, en los primeros minutos del domingo, efectivos de la Comisaría 25 salieron hasta el ingreso a de la unidad y comunicaron que un grupo de funcionarios entre los que se encontraban el ayudante fiscal Matías Mora, de la Delegación Fiscal Nº 2; el ayudante fiscal Agustín Jarma, de la Fiscalía N° 9; y el sub jefe de la Policía, Juan Segovia, atendería a las personas que aguardaban información y así fueron haciendo ingresar a los familiares.

Según trascendió, entre los operarios que se pudo identificar figuran Julián Bedoya, Eliseo Casasola, Luis Cuba Molina, Rosendo Iglesias y Alberto Sandoval, cuyos cuerpos fueron entregados sus familias en el transcurso de la mañana de este domingo en la morgue de la ciudad de San Pedro de Jujuy.

El fuego desatado en el ingenio había sido sofocado casi 16 horas de tenaz lucha por parte de los bomberos, es decir el jueves, tras lo cual se había iniciado las tareas de búsqueda de los obreros desaparecidos, finalmente encontrados el viernes, sin que se diera a conocer mayores detalles.

Los enormes tanques de acero destinados a almacenar alcohol quedaron retorcidos por efecto del potente fuego, que alcanzó temperaturas de cientos de grados.

En el sitio trabajaba el fiscal Ernesto Lian Resúa y tras conocerse la novedad del hallazgo llegaron hasta la planta los familiares de los obreros desaparecidos, para tratar de saber sobre su identidad.

El funcionario judicial había confirmado en su momento que de acuerdo a lo denunciado y a las tareas de investigación se había establecido que eran dos los obreros que restaban por encontrar, hallazgo que recién se concretó el viernes, a cuatro días del incendio.

Inicialmente, tras el incendio producido a raíz de una explosión en el sector de Destilería, los bomberos hallaron cinco cuerpos, de los cuales solo uno con menor grado de quemaduras pudo ser reconocido y fue identificado como Severino Rodríguez.

En tanto, el obrero que completa la lista de los ocho fallecidos es Diego Ibarra, quien se encontraba internado en terapia intensiva con más de un 80% de su cuerpo afectado por el fuego y falleció en la tarde del jueves.

Las bicicletas y motocicletas de los trabajadores que quedaron calcinadas a metros del ingreso al sector siniestrado.

El Gobierno de la Provincia anunció que otorgará beneficios a las familias de los fallecidos, entre ellos una pensión vitalicia a cónyuges; una beca de estudios a los hijos, desde el nivel inicial hasta finalizar los estudios terciarios o universitarios; y, en caso de no tener vivienda propia, se les adjudicará una.

El viernes, el grupo tucumano Budeguer, al frente desde hace cinco meses del ingenio, hizo oficiar una misa en el canchón de azúcar del establecimiento, oportunidad en la que se lamentó las pérdidas humanas y se puso como prioridad acompañar y contener a las familias de los fallecidos.

Allí, Luis Budeguer, uno de los directivos, aseguró que en el complejo fabril “se seguirá el proceso de reconversión” iniciado y que “el año que viene habrá zafra y no se va a perder ninguna fuente de trabajo”.

En ese sentido, mencionó que todavía no se ha hecho una evaluación de los daños, pero hay sectores con peligro de derrumbe en el que antes de volver a funcionar se trabajará en su reconstrucción.

“Les pido su ayuda para que sean el pilar que necesitamos en este momento para salir adelante”, dijo el directivo dirigiéndose a los presentes, pero en particular a los trabajadores vinculados a la empresa.




Comentarios