El mandatario jujeño se mostró a favor de "acompañar al nuevo gobierno" nacional


El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales (UCR), afirmó que “la prioridad” es “la unión de Cambiemos” tras las elecciones generales, con un rol de “oposición” que deberá ser “responsable” y “acompañar al nuevo gobierno”, al tiempo que apuntó que el radicalismo “está en condiciones de ofrecerle al país un candidato a presidente en 2023″.

En su análisis, Morales consideró que los 119 diputados que Juntos por el Cambio sumó en el Congreso “es el camino para resolver el problema de la grieta y conseguir un equilibrio en el Congreso”, ya que forzará a oficialismo y oposición a dialogar y será la “oportunidad de recomponer el sistema de partidos, en formato de coaliciones”.

“Estoy esperanzado con el resultado y la composición de las cámaras. La política tiene una gran oportunidad de recomponerse y salir de la atomización que profundizó la crisis de 2001″, afirmó Morales en una entrevista con diario Perfil publicada este domingo.

Asumió que el radicalismo será una “parte importante” de la coalición opositora Cambiemos, que tendrá como desafío para los próximos cuatro años consolidarse y “lograr mayor institucionalidad”.

Para Morales, el presidente Mauricio Macri es “uno de los dirigentes que sobresalen en el escenario político” nacional.

“Hay consenso en el radicalismo en que para consolidar Cambiemos es necesaria la participación del PRO”, afirmó Morales, al tiempo que aseguró que “la prioridad es la unión” y que para eso es necesario una mesa horizontal”, donde haya “debates”.

De lo contrario, dijo el gobernador, “profundizar las diferencias sería un salto al vacío”.

Morales también reflexionó respecto a la figura del presidente Mauricio Macri tras los comicios del domingo 27 de octubre, y dijo que el resultado lo coloca como “uno de los dirigentes que sobresalen en el escenario político”.

En cuanto a su espacio político, apostó a que del radicalismo “está en condiciones de ofrecerle al país un candidato a presidente en 2023”.

Consultado por Alberto Fernández, sostuvo que a partir del 10 de diciembre tendrá dos desafíos primarios: plantear un diálogo con la oposición y su definición geopolítica.

Referentes de la izquierda latinoamericana como la expresidenta brasileña Dilma Rousseff , el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández (c) y el expresidente colombiano Ernesto Samper participan este sábado en Buenos Aires de la segunda reunión del Grupo de Puebla. EFE/Fabián Mattiaz

“Si (Fernández) se plantea un diálogo y se plantea el presupuesto como una construcción, la oposición debe acompañar al gobierno nacional”, aseveró Morales.

Por otra parte, le pidió al presidente electo que defina si Argentina va a “seguir con la estudiantina de Venezuela” o si va a “tener buena relación con el mundo”.

“En esto es clave la relación con Estados Unidos, con Donald Trump, con Europa, con Brasil. La cuestión con Brasil no es con Bolsonaro”, sentenció

Por último, afirmó que desde Cambiemos son conscientes “de la situación del país” que “no da para tirar de la soga” y que por eso “en muchos temas habrá un acompañamiento”.

Apostó, incluso, que desde Cambiemos tendrán más acompañamiento que “desde algunos sectores del oficialismo que son más radicalizados, como los kirchneristas”.




Comentarios