La droga iba oculta en rollos de alambre tejido. Dos personas de nacionalidad argentina quedaron detenidas


Un cargamento de 38 kilos de cocaína envuelto en rollos de alambre que había sido despachado en La Quiaca, fue secuestrado a bordo de un colectivo que transitaba por la Ruta Nacional 9, en la provincia de Tucumán.

Por lo que se pudo estabecer, la droga tenía como destino la provincia de Buenos Aires y según informaron fuentes de la Gendarmería Nacional, la fuerza que tuvo a su cargo el hallazgo, dos hombres que iban a bordo del colectivo de larga distancia quedaron detenidos por el delito de narcotráfico.

Los gendarmes que inspeccionaban la bodega del colectivo detectaron anomalías en tres rollos de alambre envueltos en nylon.

El operativo estuvo a cargo de efectivos del Escuadrón 55 Tucumán de Gendarmería, que detuvieron la marcha del micro a la altura del kilómetro 1.358 de la Ruta 9 para realizar un control.

Al revisar la bodega, los gendarmes detectaron anomalías en tres rollos de alambre envueltos en nailon, ya que de ellos emanaba un olor similar a grasa, motivo por el cual decidieron profundizar el control.

Por la maniobra, se detuvo a dos hombres que viajaban en el colectivo con los 38 kilos de cocaína.

Fue así que los pesquisas hallaron que en interior de los rollos había en total 38,305 kilos de cocaína distribuidos en seis voluminosos paquetes.

Los gendarmes identificaron al dueño de los rollos, quien viajaba acompañado por un familiar, por lo que ambos quedaron detenidos a disposición del Juzgado Federal 1 de Tucumán por el delito de narcotráfico.

Los voluminosos paquetes con la droga estaban ocultos dentro de las mallas de alambre enrolladas y de las cuales “emanaba un olor similar a grasa, conteniendo cada uno un elemento suelto en su interior”. dice el reporte oficial.




Comentarios