[video] El presbítero Gustavo Barrientos se atribuye condiciones de sanador y exorcista


El vicario general de la diócesis de Quilmes (Buenos Aires), presbítero Carlos Alberto Abad, emitió un comunicado dirigido a su comunidad diocesana informando que “el presbítero Gustavo Barrientos no posee licencias ministeriales para ejercer su ministerio”.

El padre Barrientos es jujeño y se hizo muy conocido en nuestro medio años atrás cuando conduciendo grupos de oración en la Iglesia catedral, parroquia del Santísimo Salvador –de la que fue párroco-, sintió el llamado de Dios para se guiado por “los signos de sanación y de liberación”.

En diversas entrevistas el sacerdote ha relatado su partida de Jujuy como consecuencia del cariz que tomaron sus actividades, criticó la posición adoptada por el entonces obispo local Marcelo Palentini y describió sus experiencias en Colombia y México.

Esporádicamente regresa a la provincia, y en la actualidad se encontraría residiendo en la comuna de Quilmes, en Buenos Aires.

En un comunicado firmado por el vicario general de esa diócesis, presbítero Carlos Alberto Abad, se hace referencia a la situación del padre Barrientos, “que dice ejercer su ministerio pastoral en la diócesis de Jujuy”.

En el texto distribuido a los medios, Abad explica que “el presbítero Gustavo Barrientos, que dice ejercer su ministerio pastoral en la diócesis de Jujuy, no posee licencias ministeriales de su obispo, monseñor César Fernández, para hacerlo. Por este motivo tampoco está autorizado a ejercer su ministerio en la diócesis de Quilmes”, concluye el breve comunicado.




Comentarios