La empresa Ledesma desmintió tener responsabilidad en la cuestión, ofreció informacion relevada en el área del incidente y se puso a disposición de las autoridades


Una inusitada mortandad de peces en ríos del departamento Ledesma causó preocupación en la comunidad y dada la proximidad de las instalaciones del ingenio Ledesma, inmediatamente tras tomar conocimiento de la situación la empresa activó los procedimientos de verificación estipulados en su programa Sistema Integral de Medio Ambiente.

Los resultados obtenidos dieron lugar a que la empresa emitiese un comunicado en el que “desmiente rotundamente haber realizado acciones en sus procesos, ya sea industriales o agrícolas, que hayan generado esta mortandad”.

De acuerdo al reporte, equipos técnicos de la empresa hicieron un relevamiento de los parámetros de los ríos Ledesma y San Francisco, incluyendo sus afluentes en búsqueda del desencadenante del hecho.

Así fue como “hallaron que aguas arriba de la zona de influencia de Ledesma, el río Negro -un afluente del río Lavayén (luego San Francisco)- tenía valores fuera de lo que especifica la normativa de aguas”.

Esos datos que muestran “cómo ingresaba el agua del río Negro al Lavayén, certificados por escribano público“, fueron proporcionados a la Secretaría de Calidad Ambiental de la Provincia, organismo ante el cual “Ledesma se ha puesto a disposición”.

Punto de ingreso al PN Calilegua, creado en 1975 a partir de la donación de 76.320 hectáreas por parte de Ledesma al Estado nacional.

De manera complementaria, se indicó que es de práctica la realización de manera periódica de un monitoreo a cargo de “especialistas técnicos reconocidos, sobre las especies ictícolas de los ríos de influencia, con resultados muy satisfactorios”.

El antes citado Sistema Integral de Medio Ambiente implementado por Ledesma “abarca todas las localidades donde realiza sus operaciones” y en tal marco es que la empresa “viene trabajando e invirtiendo desde hace muchos años para asegurar el logro de un círculo virtuoso entre producción y medio ambiente”.

Ello incluye una planta de tratamiento de efluentes “que está a la vanguardia de las plantas existentes en la Argentina”, destacaron voceros de la compañía.

En el informe se hace mención además a que Ledesma “mantiene una reserva natural de 100.000 has de bosques nativos en Jujuy, que es la reserva privada más grande de entre todas las empresas de la Argentina”.




Comentarios