En conferencia de prensa, las autoridades de Agua Potable SE dijeron que el objetivo habría sido lograr que explote el by pass instalado hace poco en la tubería de grandes dimensiones


En conferencia de prensa realizada en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno, el presidente del Directorio de la empesa estatal Agua Potable de Jujuy, Víctor Galarza, se refirió al suceso producido en la jornada del jueves en el acueducto troncal ubicado en la margen izquierda del río Grande que provee de agua potable a un amplio sector de San Salvador de Jujuy.

El funcionario no dudó en ratificar que la maniobra fue un “atentado”, mientras que funcionarios de su equipo sostuvieron que el ataque buscaba producir una explosión del by pass instalado hace poco, lo que hubiese provocado grandes daños y la interrupción del servicio por varios días.

Por ello estimaron que seguramente debió ser perpetrado por personas con conocimientos en la materia e incluso indicaron que este episodio no es aislado, habida cuenta de hechos de vandalismo y sabotaje registrados con anterioridad que hacen pensar que hay una animosidad contra la empresa y la prestación del servicio.

Los autores de la maniobra aflojaron tuercas y bulones en el empalme de la tubería de 70 centímetros de diámetro .

Por otro lado, los técnicos que acompañaban a Galarza en el encuentro con los periodistas describieron las operaciones que se debió efectuar para proceder a la reparación del by pass situado en el lecho del río Grande a la altura del barrio Los Perales.

Se indicó asimismo que ante la gravedad de los hechos, tomó intervención la Fiscalía de turno, que arbitró las medidas investigativas de rigor para lograr esclarecer el hecho.

Las primeras señales de una anomalía en el sistema fueron advertidas en la mañana del jueves, cuando se detectó un fuerte descenso del líquido almacenado en las cisternas de la planta potabilizadora de Reyes.

A partir de allí se desplegó un operativo para determinar las causas y una vez determinado el punto donde se producia la cuantiosa pérdida -que había comenzado en horas de la madrugada. según puntualizó Galarza-, se articuló las maniobras necesarias para proceder a la reparación del daño infligido a la tubería.

Desde la madrugada del jueves y por un lapso de muchas horas se registró una abundante pérdida de agua, por el daño provocado a las instalaciones.

Se explicó en la conferencia de prensa que los trabajos fueron encarados por personal técnico de la empresa, que suspendió la provisión del servicio aproximadamente a las seis de la tarde y tras cuatro horas de labor pudo resolver la situación, de manera que para la medianoche ya estaba llegando el agua a los domicilios de los barrios que habían resultado afectados.




Comentarios