Es el nuevo corredor turístico de montaña próximo a inaugurar, que vinculará las Yungas con la Quebrada de Humahuaca


En la “vidriera” del séptimo Taller Zonal de Caminos y Transporte Rural que comenzó este martes en Jujuy con la participación de delegaciones de los entes viales del NOA, la Provincia pondrá énfasis en la presentación de un proyecto que alcanzará su materialización el mes próximo cuando sea habilitado oficialmente el camino que une los poblados de Santa Ana y Valle Colorado, obra recientemente terminada y cuya inauguración está programada para el martes 1 de octubre.

Se trata de un camino de montaña que formando parte de un nuevo corredor turístico del norte provincial, atravesará la transición de paisajes entre la Quebrada de Humahuaca y las Yungas.

El trazado del trayecto está a cargo de Vialidad Provincial y se extiende en una zona de montaña a lo largo de los veinte kilómetros que separan las rutas provinciales 73 y 83, entre las cuales luego se completará un circuito que comunicará las ciudades de Libertador General San Martín y Humahuaca, totalizando 220 kilómetros.

Desde la cudad Libertador General San Martín, el camino atraviesa San Francisco, Pampichuela, Valle Grande, Valle Colorado, Santa Ana, Cianzo, Palca de Aparzo, Aparzo, Chorcán, pasa por la serranía del Hornocal y llega a Humahuaca.

Gráfico que visualiza la conectividad vial que permitirá el nuevo camino abierto entre las Yungas y la Quebrada de Humahuaca.

El paisaje de transición que se desplegará ante el turista combinará primero el verde y el aroma de la selva, casi al nivel del mar, para convertirse en nube en uno de los puntos más altos, a unos 5.000 metros sobre el nivel del mar (msnm), y luego dejar paso a las agrestes formaciones de la Quebrada de Humahuaca, a poco más de 3.000 msnm.

En la zona conocida como de los “Valles de Altura”, las comunidades aborígenes generan, aunque en forma aún incipiente, alternativas de turismo aventura y rural, con experiencias únicas de trekking, cabalgatas y observación de aves, entre otros, además de visitas a sitios pocos explorados y depósitos de aguas termales.

La diversidad cultural de Jujuy también se verá exaltada en este tour, ya que los pobladores de la zona mantienen sus tradicionales indumentarias, actividades y artesanías.

“Sólo tuvimos que contratar el trabajo de las voladuras finales donde el suelo impide a las máquinas abrir el camino para que la tarea con dinamita fuera hecha por expertos”, explicó el ministro Rizzotti al ponderar el trabajo de la DPV.

“Es el corredor turístico más bello que va a tener Jujuy y nuestro país, porque tiene características muy particulares que van a despertar interés”, dijo el ministro de Infraestructura, Jorge Rizzotti, al anunciar la inauguración de la obra para el 1 de octubre, y mencionó entre ellos la aventura que significa “el riesgo en la circulación del mismo”.

Al pasar por el Camino del Inca, el recorrido permitirá disfrutar de la cultura y los servicios turísticos de unos diez pueblos de origen precolombino y llegar hasta uno de los sitios más emblemáticos de la región de las Yungas: el Parque Nacional Calilegua.

Otra particularidad del camino, dijo Rizzotti, es que en “agosto y septiembre se podrá salir de Libertador con 25 grados y llegar a algunos de los otros pueblos, como es Santa Ana, con diez grados bajo cero en la noche”.

El funcionario valoró finalmente que la obra también viene a saldar un “reclamo histórico” de comunicación entre las comunidades, en particular Santa Ana y Valle Colorado, que hasta ahora sólo se conectaban por un camino pedestre.

El ministro Rizzotti destacó que la obra haya sido realizada casi exclusivamente con los recursos técnicos y humanos de la DPV.

El director de Vialidad de la Provincia, Hugo Montaño, detalló que las obras se iniciaron en abril de 2017 y que los trabajos más importantes apuntaron a contar con las correspondientes factibilidades ambientales y la protección adecuada de los vestigios que integran el Camino del Inca.

Agregó que la labor para “contornear todas las estribaciones serranas fue inicialmente de gran complejidad”, tanto “en la tarea de movimiento de suelos como también en la roturación de distintos tramos con afloramientos rocosos de distintas características”.

La nueva ruta, permitirá también el tránsito de vehículos livianos y llegar a las conexiones -a ambos lados- con las rutas nacionales 9 y 34.





Comentarios