El propósito es que todo el país recuerde la gesta del Éxodo Jujeño y rinda honores a aquel sacrificado pueblo de 1812


Un proyecto de ley que busca que se incorpore en el calendario de feriados nacionales al 23 de agosto, fecha en que se conmemora el Éxodo Jujeño, fue presentado en el Congreso nacional por el senador Guillermo Snopek.

“Es una fecha muy importante no solo para el sentimiento de los jujeños, sino para todos los argentinos, ya que este acto heroico por parte del pueblo de Jujuy fue uno de los pilares fundamentales para la independencia de nuestra patria”, argumentó el legislador justicialista.

El objetivo del proyecto es que se “desarrolle todas las acciones de difusión tendientes a promover la reflexión sobre la importancia histórica de la gesta jujeña en defensa de la libertad e independencia de la patria, por medios adecuados y con la antelación y periodicidad suficientes”, según explicaron colaboradores de Snopek al difundir la iniciativa.

En los fundamentos del proyecto Snopek destacó que la del Éxodo Jujeño “no fue una marcha improvisada, sino un plan completo acompañado por el heroísmo de todo el pueblo”.

El senador Guillermo Snopek propone que una ley declare como feriado nacional el 23 de agosto de cada año.

“Fue así como Belgrano se identificaba totalmente con el destino de aquellos que él sacrificaba. Por eso, los hizo depositarios y guardianes de la Bandera Nacional de nuestra Libertad Civil, puesto que gracias a ese esfuerzo supremo que solicitaba al pueblo jujeño, fue posible ganar la batalla de Tucumán y la de Salta”, ponderó.

“Es necesario reconocer tan gloriosa gesta de un pueblo para alcanzar la libertad: es por ello que como representantes de los jujeños en el Congreso de la Nación queremos que esta fecha forme parte del calendario de feriados nacionales y se dé la difusión que se merece por su importancia”, resumió.

Cada 23 de agosto, feriado a nivel provincial, se conmemora la gesta heroica de 1812, con actos de homenaje y un multitudinario desfile cívico militar y gaucho en la capital San Salvador de Jujuy.

En Jujuy se recuerda cada año aquellos tristes momentos de agosto de 1812 cuando el pueblo dejaba “tierra arrasada”, como estrategia para debilitar al invasor.

La recordación incluye en la víspera del 23 de agosto una quema simbólica de casas -chozas de paja especialmente preparadas- y la retirada del pueblo, de la que participan miles de jujeños simbolizando el complicado momento que atravesaron los pobladores de aquella época.

Dicha evocación, que se reeditará este jueves a partir de las 18:00 en el parque Xibi Xibi, es encabezada por las figuras del general Belgrano y del canónigo Juan Ignacio Gorriti, el cura que bendijo la Enseña nacional a pedido del jefe militar; seguidos por  gauchos, carretas tiradas por bueyes, y mujeres, niños y ancianos arriando el ganado y acarreando sus pocas pertenencias.

Los actos centrales programados para este viernes tendrán lugar en la Ciudad Cultural, en el barrio Alto Padilla.





Comentarios