Dirigentes del FAG pidieron por escrito la reanudación de las reuniones con el Gobierno provincial


El Frente Amplio Gremial (FAG), que nuclea a la mayoría de los sindicatos estatales de Jujuy, presentó este jueves un petitorio al Gobierno provincial reclamando la “urgente” reanudación de reuniones paritarias, ante la suba del dólar y el nivel de inflación.

Ademas señaló que de no ser convocados hasta el próximo martes, se reunirán para definir medidas de fuerza para la última semana de agosto, según anticiparon dirigentes del FAG en conferencia de prensa.

“Es urgente que el Gobierno afronte esta situación que perjudica gravemente en cuestiones alimentarias a los trabajadores”, señaló Susana Ustárez, referente en Jujuy de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (Apoc).

En la misma línea, la secretaria general de la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina – filial Jujuy (Atsa), Yolanda Canchi, criticó también las medidas anunciadas a nivel nacional al asegurar que parecen una “dádiva” y reafirmó la decisión de los sindicatos de continuar con “el reclamo de lo que le corresponde realmente al trabajador para recuperar el poder adquisitivo”.

Yolanda Canchi, de ATSA Jujuy

El frente de gremios solicita la liquidación de los haberes del mes de agosto con una recomposición que contemple la inflación medida por el Indec hasta julio de 2019, el impacto de la suba del dólar y la recuperación del poder adquisitivo desde 2016 a la fecha.

“Hoy con la devaluación y la inflación estamos superando un treinta por ciento de pérdida del poder adquisitivo, por lo cual estamos reclamando al Gobierno provincial que tome urgente responsabilidad en este tema”, dijo el secretario general de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN Jujuy), Luis Cabana.

Advirtió a la vez que “para un margen de alrededor de un ochenta y cinco por cento de los empleados públicos provinciales” los anuncios realizados a nivel nacional “no tienen ningún impacto en su salario”.

Luis Cabana, de UPCN Jujuy

“Lo del bono de cinco mil pesos -agregó Cabana- alcanza únicamente a los empleados públicos nacionales; de la provincia no se dijo nada todavía”, mientras que “lo de la base del piso no imponible para el impuesto a las ganancias, en la franja de lo que implica a trabajadores estatales, alcanza apenas un cinco por ciento del total”, detalló al respecto el dirigente que también es diputado provincial por el justicialismo.

Finalmente se refirió al aumento del salario mínimo vital y móvil, y dijo que lo que pretenden los integrantes del FAG es que “se triplique el piso salarial, es decir que se aproxime a los cuarenta mil pesos como mínimo”, lo cual será solicitado el próximo 22 cuando se reúnan los empresarios, la CGT y el Gobierno.





Comentarios