Lo anunció oficialmente el ministro Rizzotti. Con energía solar, se ampliará las prestaciones de la central de Piedra Negra, en La Quiaca


Una central eléctrica que sostiene el sistema aislado en la Puna jujeña se convertirá en la primera central híbrida del país, en virtud de que incorporará energía fotovoltáica generada por un parque solar, lo que permitirá reducir los costos de funcionamiento.

Al sistema de generación actual a gas, se le incorporará 2,5 Mw de energía solar con acumulación en baterías de litio, lo que totalizará una capacidad de 12,5 Mw, informaron fuentes oficiales.

“La conversión de la central de Piedra Negra está en marcha y forma parte del cambio de la matriz energética de la provincia”, expresó el ministro de Infraestructura, Jorge Rizzotti, respecto al proyecto desarrollado por la Secretaría de Energía provincial.

Las obras comenzarán en septiembre y estarán a cargo de la empresa proveedora de servicio de energía, Ejesa, como parte de su plan anual de inversiones.

“La central de Piedra Negra será la primera central híbrida termo fotovoltáica del país”, destacó el Ministro.

La obra significará “una importante reducción de costos en relación al mantenimiento general de la central”, que sustenta el Sistema Aislado Provincial que provee de energía a la ciudad de La Quiaca y comunidades cercanas.

Las autoridades provinciales consideran que convertir estas centrales “configuran parte del cambio hacia una mejor relación con el ambiente y los pobladores”.





Comentarios