Antes que el "valor de mercado" del estupefaciente, el ministro de Seguridad Ekel Meyer destacó que es droga que "no va a llegar a las personas con problemas de adicción, y eso nos pone orgullosos", dijo


A propósito del reciente operativo desplegado en el Sector B 2 del barrio Alto Comedero que permitió el decomiso de 262 kilos de cocaína de máxima pureza y la detención de dos mujeres que integrarían una banda de narcotraficantes, el ministro de Seguridad de la Provincia, Ekel Meyer, dijo que en lo que va del año, en numerosos operativos las fuerzas de seguridad incautaron en total más de media tonelada de cocaína.

Si bien afirmó que lo importante es que el estupefaciente fue sacado de circulación y con ello se evitó que llegara a las calles, apuntó que en el mercado ese volumen tendría un valor de aproximadamente 320 millones de pesos.

Al comentar el resultado de las acciones que condujeron al punto de acopio de la droga en Alto Comedero, Meyer dijo que en esa oportunidad “duplicamos lo incautado anteriormente” y con esto “en lo que va del año llevamos (incautados) 521 kilos con una valuación de 320 millones de pesos, pero lo más importante es que esta cocaína no va a llegar a las personas con problemas de adicción, y esto nos pone orgullosos”, expresó al subrayar la importancia del operativo realizado en coordinación entre la Policía de la Provincia y el Grupo Operativo Conjunto (GOC- NOA).

En esta operación, denominada “Almacén blanco”, los policías incautaron 254 paquetes tipo “ladrillo” cuyo contenido sumó 262 kilos de cocaína de máxima pureza valuada en el mercado negro en siete millones de dólares, y una camioneta 4 x 4 que era utilizada para traer la sustancia desde La Quiaca.

“Quiero felicitar a la gente de (la sección) Narcotráfico porque se está llevando adelante una tarea muy importante en nuestra frontera norte y en todo el territorio provincial, gracias al trabajo de la Agencia de Delitos Complejos y de la Policía de Jujuy”, subrayó Myer.

En el acto donde se presentó el resultado de la tarea investigativa estuvieron el gobernador Gerardo Morales, el jefe de la Policía de la Provincia, Guillermo Corro; el secretario de Seguridad, Guillermo Tejerina; el secretario de Relaciones con la Comunidad, Néstor Navarro; el titular de la Agencia de Delitos Complejos, Luis Martín; y la diputada nacional Gabriela Burgos.

En la oportunidad el mandatario provincial felicitó a los miembros de la fuerza que fueron parte del operativo y les entregó certificados de reconocimiento a la tarea realizada.






Comentarios