[video] Con danzas, poesías, música y recreaciones, en las escuelas se habla de los sucesos de Mayo de 1810 y sus implicancias


Jujuy ostenta el exclusivo privilegio de tener tres motivos para celebrar cada año la fecha del 25 de Mayo: siguiendo la secuencia cronológica, como en todo el país aquí se recuerda los sucesos libertarios que tienen al 25 de Mayo de 1810 como punto culminante de una intensa semana de deliberaciones y decisiones que devinieron en grito de libertad, en la Buenos Aires colonial.

Las Banderas Nacional y de la Libertad Civil presidieron el acto en la escuela EMDEI.

Luego, un 25 de mayo significativo en la historia argentina es el del año 1812, cuando en Jujuy el general Manuel Belgrano hace bendecir por el canónigo Juan Ignacio Gorriti y jurar por la ciudadanía, la Bandera Nacional, escenas que recreó en el lienzo el artista Luis de Servi y que la primera se conserva en la propia Catedral, donde tuvo lugar la solemne ceremonia, y la restante en el despacho de Presidencia de la Legislatura de la Provincia.

El Gral. Belgrano pidió al canónigo Gorriti que bendiga la Enseña Nacional, el 25 de mayo de 1812, en Jujuy.

Pero además, los jujeños recordamos también la jornada del 25 de mayo de 1813, exactamente un año después, cuando “el propio General Manuel Belgrano entregó al pueblo jujeño” la Bandera Nacional de la Libertad Civil “por su valor y heroísmo en la gesta del Éxodo Jujeño y por su entrega en las batallas de Tucumán y Salta, hechos que fueron determinantes en el camino hacia la Independencia de la Nación Argentina”, como expresa la diputada Liliana Fellner en columna publicada en Vía Jujuy.

Jura de la Bandera en Jujuy, el 25 de mayo de 1812.

Todo esto es enseñado en las aulas y particularmente recordado en los actos escolares que celebran estas fechas históricas. Así es como se ve agraciadas damitas y simpáticos caballeros, algunos tímidos, compartiendo escenario con mazamorreras, aguateros, serenos, lavanderas, soldados y empanaderas, poniendo en contexto aquellos decisivos días en los que el Cabildo de Buenos Aires se convertía en el epicentro de un movimiento que cambiaría la historia de la región.

Damas antiguas, caballeros de galera y criollos, los personajes de 1810.

Por ejemplo, en el patio de la escuela EMDEI niñas y niños de todos los grados participaron de la evocación ofreciendo cuadros que recreaban con versos, canciones y parlamentos las costumbres de aquellos primeros años del siglo 19.

Espléndida actuación del taller de banda y bastoneras de la escuela EMDEI.

También hubo un repaso coreografiado de los acontecimientos de la Semana de Mayo, bailarines ofrecieron el Pericón Nacional, el taller de música interpretó canciones folklóricas y el cierre estuvo a cargo del taller de banda y bastoneras con la marcha San Lorenzo, muy aplaidida por padres y familiares de los noveles músicos. 




Comentarios