El Gobierno lo presenta como un paliativo, pero la oposición y los gremios ven un propósito "electoralista"


El Gobierno provincial abonará el próximo sábado el prometido bono de 2.000 pesos para la totalidad de los trabajadores de la administración pública, una medida que fue considerada por las autoridades como un paliativo a la crisis económica pero en cambio fue tildada como “electoralista” por la oposición y sectores sindicales.

“La ayuda económica de carácter complementaria que alcanza a todos los agentes del Estado provincial se acreditará el próximo sábado 25 de mayo”, informaron autoridades del Ministerio de Hacienda. La suma otorgada estará disponible ese día en los cajeros automáticos del agente financiero de la Provincia, como es habitual.

Esta ayuda económica -que configura una respuesta al planteo constante de los gremios, que vienen reclamando un aumento salarial- incluye a los trabajadores municipales que cobran sueldos parciales o medio jornal, es decir que se otorgará el bono completo de 2.000 pesos por trabajador sin importar la condición laboral.

Hasta el momento, el Gobierno otorgó tres bonos a empleados estatales, en respuesta a los “altos índices inflacionarios”.

Por su parte, sectores gremiales y de la oposición calificaron la decisión del Gobierno provincial como “electoralista”, dada la proximidad de los comicios provinciales del 9 de junio.

“Como todas las últimas medidas, como el pase a planta permanente que no se sabe quiénes serán los beneficiados, los negocios de descuentos con una firma de supermercados, esta resolución busca que todos vayan a votarlos contentos”, dijo la candidata a gobernadora por el Frente Patriótico, Alejandra Cejas, actual diputada provincial justicialista.

A su vez, integrantes del Frente Amplio Gremial manifestaron la necesidad de que el Gobierno “atienda los reclamos de aumentos salariales reales que impacten en el salario básico y resuelva la profunda pérdida del poder adquisitivo”.




Comentarios