Gendarmes decomisaron en la Ruta 34 un cargamento de droga que era transportaddo por una falsa "familia"


Un grupo de personas que simulaban ser una familia y estar de viaje por caminos de la provincia de Jujuy, resultó ser la pantalla para una operación de narcotráfico, que fue descubierta por efectivos de la Gendamería Nacional Argentina (GNA) mientras realizaban tareas de control vehicular sobre la Ruta 34.

En efecto, un cargamento de más de 32 kilos de cocaína distribuido en varios paquetes, algunos de los cuales llevaban el mismo sello que usa un cartel mexicano para identificar su mercancía, era transportado en un auto que ocupaban tres mayores y dos menores, que aparentaban ser una familia.

“Los narcos no tienen escrúpulos. No sólo dañan a los que consumen la droga, sino que además utilizan a niños para traficarla”, dijo la ministra Patricia Bullrich al expresar su reconocimiento “a los miembros de la Gendarmería por este operativo” concretado en cercanías de la localidad de Pampa Blanca, al sur de San Salvador de Jujuy y a escasos kilómetros del límite con la provincia de Salta.

Los sucesivos procedimientos que con resultados positivos han venido realizando las fuerzas de seguridad sobre la Ruta 34 dan la pauta de que se trata de un corredor muy utilizado por los traficantes para hacer ingresar droga al país.

Los investigadores creen que el origen de la sustancia puede estar relacionado al Cartel del Golfo, ya que algunos de los paquetes llevaban ese sello, por lo que trabajan para determinar la procedencia de la droga y el recorrido realizado hasta el lugar del operativo.

Como se dijo, el procedimiento fue realizado por personal de la GNA que efectuaba controles de rutina a la altura del kilómetro 1.150 de la Ruta Nacional 34, en jurisdicción de Pampa Blanca.

Relataron voceros del Ministerio de Seguridad de la Nación que en ese punto del trazado se detuvo la marcha de un vehículo con cinco ocupantes, y aque al solicitarle la documentación correspondiente al conductor, éste se mostró nervioso y dubitativo ante las preguntas que se le hacía.

La droga incautada y detrás, el vehículo de la “familia” de traficantes.

Al mismo tiempo, uno de los gendarmes detectó que debajo del vehículo, en la zona de la butaca del conductor, se observaba una chapa metálica rectangular que tenía masilla fresca y restos de pintura nueva en sus bordes y superficie.

Ante la sospecha, los uniformados revisaron con minuciosidad y entonces detectaron varios doble fondos situados a la altura del apoya pies del conductor y en otros sectores del auto.

Al retirar las chapas, hallaron 52 paquetes rectangulares envueltos en papel metalizado que contenían un total de 32,684 kilos de cocaína, algunos de los cuales presentaban una marca en bajorrelieve de la figura de un delfín.

Uno de los paquetes de cocaína, con el sello de los “narcos” mexicanos.

Al respecto, los voceros del Ministerio explicaron que esas impresiones son las mismas que se detectó en cargamentos de drogas pertenecientes al Cartel del Golfo, la organización criminal mexicana que opera en la región de Tamaulipas, en el noreste de aquel país.

En razón de las pruebas, los tres mayores de edad que se encontraban en el vehículo fueron detenidos y puestos a disposición del Juzgado Federal de Jujuy, mientras que en el caso de los menores intervino el Juzgado de Menores provincial.






Comentarios