La ministra de Educación, Isolda Calsina, ratificó el criterio "de tolerancia cero con los casos de abuso" y opinó que "todos los adultos debemos hacernos cargo" de la problemática


Autoridades del Ministerio de Educación de la Provincia confirmaron que el Juzgado de Menores investiga una denuncia de supuesto abuso sexual que tendría como víctima a una niña de 7 años, quien habría sido ultrajada por un alumno de séptimo grado en una escuela primaria de San Salvador de Jujuy.

La denuncia policial fue realizada por la madre de la alumna el último jueves, y luego se replicó en las redes sociales hasta que tomaron intervención las autoridades educativas provinciales y la Justicia.

“El hecho se está investigando en la Justicia, por lo que esperamos los resultados de ello”, declaró la ministra de Educación, Isolda Calsina, al ser consultada por la prensa local tras participar de un acto oficial.

El abuso sexual habría ocurrido en las instalaciones de un establecimiento escolar de esta capital, lo que provocó que padres de alumnos se convocaran este martes a primera hora de la mañana en el establecimiento para pedir explicaciones a las autoridades.

La investigación está a cargo de la jueza María del Rosario Hinojo, quien requirió que la menor declare bajo el sistema de Cámara Gesell sobre el hecho que involucra a un alumno de séptimo grado, de 13 años.

Asimismo la magistrada ordenó que la menor de edad sea atendida por médicos y psicólogos, al tiempo que personal de la Brigada de Investigaciones secuestró las grabaciones de las cámaras de seguridad que posee la institución, de la que no se dará datos para preservar a los menores presuntamente implicados.

“Nos preocupa como sociedad que estén ocurriendo estos hechos, evidentemente son reflejos de alguna situación y todos los adultos debemos hacernos cargo”, expresó la titular de la cartera de Educación.

“Estamos tomando todas las medidas del caso, nuestro Ministerio tiene la postura de tolerancia cero con los casos de abuso, actuamos inmediatamente y pedimos que se evite las denuncias públicas o por redes sociales”, agregó.

La funcionaria provincial consideró que con la enseñanza de la Educación Sexual Integral (ESI) “los niños están conociendo cómo cuidarse, cuáles son los límites respecto del cuidado personal y el hecho de que se hable de este tipo de cosas ayuda para que nosotros podemos actuar”.

Por su parte, un grupo de padres que se reunieron con las autoridades de la institución educativa a media mañana revelaron que les exigieron “garantías para poder mandar a los niños” a la escuea” y solicitaron que se les informe sobre el avance de la investigación.






Comentarios