Admitió que en su primera declaración intentó cubrir a su amigo Jeremías Sanz. El 11 de diciembre serán los alegatos finales.


Un nuevo testimonio inesperado le da un giro a la causa que investiga el asesinato de Maria Eugenia Cadamuro ocurrido en 2017 en Jesús María

Nicolas Rizzi, amigo íntimo de Jeremías Sanz (único imputado por el crimen), confesó que ayudó en el enterramiento del cuerpo de la víctima y mintió en su primera declaración para cubrir a su amigo.

Hace algunas semanas, Rizzi fue detenido e imputado por “encubrimiento agravado” en una causa paralela que lleva adelante la Fiscalía de Jesús María.

Según indican fuentes judiciales, el amigo íntimo de Sanz, declaró el viernes pasado y confesó los detalles que ocurrieron el 15 de marzo de 2017, día en que desapareció Marie Eugenia.

Según lo presentado ante la Cámara 8va del Crimen por el fiscal Guillermo Monti, ambos habrían hablado por teléfono ese día como está certificado en los informes técnicos.

Comenzó el juicio contra Jeremías Sanz (Mas Radio y La Voz)

En esa comunicación, Sanz le habría dicho a Rizzi: “Me mandé una cagada, sos el único en quien confío” según publica Mas Radio Fm. Posterior al llamado, se encontraron en el domicilio de Maria Eugenia en calle Bv. Agüero en Jesús María y allí el hijo de la víctima le habría confesado que ultimó a su madre.

Luego, ambos partieron hacia el Norte de Córdoba por Ruta 9. Rizzi dijo que Jeremías se conducía a 170 Km/h y frenó en la banquina en la entrada a un campo donde ingresaron con sus vehículos.

De acuerdo a la declaración, en ese lugar estaba el cadáver de la víctima que tenía el “rostro irreconocible”.

El 11 de diciembre serán los alegatos finales en Tribunales II y allí se conocerá cual será el destino de Jeremías Sanz. 




Comentarios