Se trata de un hombre de 30 años que ingresó a un restaurante con la llave de reserva que se utilizaba para el cambio de turno del personal.


Un hombre de 30 años fue detenido por robar cinco salames de un restaurante de Colonia Caroya. Luego de cometer el delito, se dio a la fuga y fue aprehendido por personal de la policía.

El acusado ingresó al local comercial con una llave que solía quedar escondida en la casilla de gas para el relevo del personal.

El hecho ocurrió esta madrugada, pasadas las 4.30 horas, en calle Juan Baustista, según informó la Policía de la Departamental Colón.

El aprehendido quedó a disposición de la Justicia por el Delito de Hurto Simple.




Comentarios