La damnificada no quiso hacer la denuncia. La Policía averiguó dónde vivían los jóvenes delincuentes y le avisaron al jefe comunal para devolver lo robado.


Dos menores de 15 años de edad, habían robado 70 mil pesos de un almacén en la localidad de Tinoco (entre Colonia Tirolesa y Colonia Caroya).

Si bien la daminificada del episodio no quiso hacer la denuncia ante la Policía, desde la Departamental Colón y la Fiscalía de turno, comenzaron con las investigaciones.

A raíz de las averiguaciones, se logró identificar a los jóvenes delincuentes y donde vívían.

Los padres de los adolescentes, al enterarse de lo sucedido fueron hasta la sede de la comuna y le manifestaron a Gustavo Bustos, el intendente, que sus hijos habían sido los que cometieron el robo y querían devolver lo sustraído.

Uno de los padres entregó 21 mil pesos, mientras que el otro progenitor devolvió 15 mil.

“Me duele en el alma lo que ha sucedido. Conozco a los padres, a los chicos. Son de 15 años y las dos familias son del lugar (…). Lo bueno es que se aclaró”, indicó el intendente a radio Mitre.

Posteriormente, el Juzgado de Menores Penal 6 ordenó que los jóvenes continúen con sus padres.






Comentarios