Rusia amenazó a Occidente: “El suministro de armas a Kiev conducirá a una catástrofe global”, dijo el presidente del Parlamento

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú.
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú.

El presidente del Parlamento ruso dijo que los países que suministren a Ucrania armas más poderosas corren el riesgo de verse destruidos.

Vyacheslav Volodin, presidente del Parlamento ruso advirtió este domingo que aquellos países que suministren a Ucrania armas más poderosas corren el riesgo de verse destruidos. El mensaje provino luego de las las nuevas promesas de vehículos blindados, sistemas de defensa aérea y otros equipos solicitados por Kyiv.

“El suministro de armas ofensivas al régimen de Kyiv conduciría a una catástrofe global”, dijo el presidente de la Duma, Volodin. “Si Washington y la Otan suministran armas que puedan utilizarse para atacar ciudades pacíficas e intentar apoderarse de nuestro territorio como amenazan con hacerlo, esto desencadenaría una represalia con armas más poderosas”, agregó el legislador ruso.

Los partidarios de Ucrania prometieron miles de millones de dólares en ayuda militar el viernes en una reunión internacional en Ramstein, Alemania, pero los jefes de defensa no pudieron ponerse de acuerdo en la solicitud ucraniana de tener tanques alemanes Leopard 2.

El asunto pareció estar más cerca de una solución el domingo por la noche cuando la ministra alemana de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock, dijo que su país no objetaría si Polonia decidiera enviar algunos de sus tanques Leopard a Ucrania.

El canal televisivo francés LCI publicó algunos fragmentos de una entrevista a Baerbock, en la que ella señaló que su gobierno no ha recibido una solicitud formal de Varsovia para que dé su aprobación, pero agregó: “Si nos preguntaran, no nos opondríamos”.

Alemania es uno de los principales donantes de armas a Ucrania y ordenó una revisión de sus existencias de Leopard 2, en caso de una posible autorización. No obstante, Berlín ha mostrado cautela para aumentar sus compromisos con Ucrania.

Esta reticencia ha generado fuertes críticas, particularmente de Polonia y los Estados bálticos, que se sienten especialmente amenazados por las renovadas ambiciones imperialistas de Rusia.

En Washington, dos importantes legisladores instaron el domingo a Estados Unidos a enviar tanques Abrams a Ucrania, con el fin de superar la renuencia de Alemania a compartir sus Leopard 2.

“Si anunciáramos que daríamos un tanque Abrams, solo uno, eso desencadenaría” el flujo de tanques desde Alemania, dijo el legislador republicano Michael McCaul, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, al programa This Week on Sunday de ABC. “Lo que escuché es que Alemania está esperando que tomemos la delantera”.

Por su parte, el senador Chris Coons, un demócrata de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y considerado cercano al presidente Joe Biden, también se pronunció a favor de que Estados Unidos envíe tanques Abrams.

“Me preocupa que Rusia se esté rearmando y preparando para una ofensiva de primavera”, dijo Coons. “Si requiere que enviemos algunos tanques Abrams para desbloquear los Leopard de Alemania, de Polonia, de otros aliados, apoyaría eso”.

Por su parte, Dmitry Medvedev, subjefe del Consejo de Seguridad de Rusia, dijo que la reunión en Ramstein “no dejó dudas de que nuestros enemigos intentarán agotarnos o mejor destruirnos”, y agregó que “ellos tienen suficientes armas” para lograr el propósito.

Medvedev, quien también fue presidente de Rusia, advirtió también que Rusia podría buscar formar una alianza militar con enemigos de Estados Unidos. No nombró las naciones que tenía en mente, pero Moscú tiene lazos de defensa con Irán, Venezuela, Bielorrusia y Corea del Norte, y desde que invadió Ucrania en febrero del año pasado, también ha ampliado sus ejercicios militares conjuntos con China.

Ucrania está pidiendo más armas, ya que anticipa que Rusia lanzará una nueva ofensiva en la primavera.

Mientras tanto, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo el domingo que no descarta enviar tanques militares Leclerc a Ucrania y le pidió a su ministro de Defensa “trabajar” en la idea.

Macron habló durante una conferencia de prensa en París acompañado del canciller alemán Olaf Scholz mientras ambos países conmemoraban el 60 aniversario de su tratado de amistad posterior a la Segunda Guerra Mundial. En una declaración conjunta, Francia y Alemania comprometieron su “apoyo inquebrantable” a Ucrania.

Scholz no respondió cuando se le preguntó sobre los tanques Leopard 2 el domingo, pero enfatizó que su país ya ha hecho contribuciones militares considerables a Ucrania.

“Estados Unidos está haciendo mucho, Alemania también está haciendo mucho”, dijo el canciller alemán. “Hemos ampliado constantemente nuestras entregas con armas muy efectivas que ya están disponibles en la actualidad. Y siempre hemos coordinado todas estas decisiones de cerca con nuestros importantes aliados y amigos”.